Ir a regionales no significa abandonar la calle, por Jorge Barroso

1

Foto: Referencial / Reuters

(16 de agosto de 2017. El Venezolano).- Elecciones regionales, el nuevo dilema de la Unidad. Tras más de cuatro meses de protestas de calle, en las que la inmensa mayoría de este hermoso pueblo ha alzado su voz ante las irregularidades y la falta de respuesta de un gobierno despreocupado, hoy los venezolanos nos volvemos a dividir entre ir a las urnas de votación o no hacerlo.

Cuando este clima de manifestaciones comenzó, a finales de marzo, se establecieron cuatro solicitudes principales: Elecciones libres, respeto a las instituciones, liberación de los presos políticos y apertura de un canal humanitario, para el ingreso de medicinas y alimentos al país. La Asamblea Nacional Constituyente fue un obstáculo que apareció en el camino y que llegó para enturbiar más el panorama.

Hemos luchado, desde las calles y desde la Asamblea Nacional. Nuestros gobernadores y alcaldes, la mayoría de ellos con algún procedimiento judicial en marcha, han dado la batalla desde sus instancias de la mano con la gente que los eligió. Les hemos quitado la máscara dentro y fuera del país. El mundo entero sabe por lo que estamos pasando, hoy Venezuela no está sola.

Ciertamente tenemos un Consejo Nacional Electoral servil al Gobierno, que con cada nueva acción pasa por tierra la voluntad de la mayoría, pero está en nuestras manos cambiar el destino. Está en nosotros demostrar que juntos somos más, que seguimos firmes en nuestra lucha; que creemos en nuestra dirigencia, ésa que en 2012 nos acercó a la presidencia de la República, y qué en 2013 nos hizo ganadores de una elección regional y municipal que parecía imposible.

Entendamos que no podemos dejar a Venezuela a merced de quienes durante los últimos 19 años han destruido, quebrado e intentado aniquilar al país; y que nada más en los últimos 4 meses nos han arrebatado a cerca de 130 hermanos que, lo único que querían era libertad para nuestra Patria.

Elecciones libres y con garantías, es lo que debemos exigir y ofrecerle a nuestro pueblo. No podemos repetir la historia del año 2005, no podemos abandonar los espacios, sino fortalecerlos. Qué el gobierno haya tenido que bajar las armas y hacer que el CNE reconozca nuestras peticiones al presentar el inicio de un cronograma electoral es una demostración de que estamos cada vez más cerca de ganar la batalla.

Inscribirnos a las Regionales significa dar un paso hacia adelante. No hacerlo es dejar en manos de la arbitrariedad y del atraso nuestra única arma, el voto.

No podemos perder nuestro norte. Recordar siempre que esta lucha debe ser constitucional, pacífica, electoral y democrática. No hay nada que cumpla mejor con esta condición que el voto. No dejemos nunca en el abandono la posibilidad de defender la democracia.

Ir a elecciones no es igual a abandonar la calle. Todo tiene que pasar por la batalla electoral, pero para lograrlo tenemos que unirnos y trabajar juntos. En Unidad hemos logrado grandes victorias y la más importante aún nos está esperando.

No caigamos en revanchismos, ni pisemos el peine de quienes nos quieren dividir. Todo lo que signifique un aporte más en esta lucha, suma. Todo lo que nos permita avanzar, debemos sumarlo. Vamos juntos a rescatar a Venezuela, con elecciones y defendiendo la voluntad de un pueblo soberano que decidió cambiar.

Somos más los que queremos vivir en la Venezuela de progreso que nos vio nacer; esa Venezuela tolerante, de entendimiento, valores, unida e inclusiva. Ojalá tanto el gobierno, como la oposición busquemos ese encuentro.

¡Dios y la Virgen del Valle Bendiga a todos los venezolanos!.

Por Jorge Barroso

Share.

Leave A Reply