Inflación en Venezuela aumentó 456,5% en un año, según Econométrica

2
Referencial

Referencial

(30 de septiembre 2016. El Venezolano).- Asdrúbal Oliveros, director de la empresa consultora Econométrica, precisó este viernes que la inflación de Venezuela llegó a 456,5% entre agosto de 2015 hasta agosto de 2016, lo que se adiciona a una recesión que desde el año 2016 ha incrementado en 26,8%.

Lea también: Capriles Radonski: inflación de Venezuela es la más alta del mundo

Durante un evento de la Fundación Empresas Polar en Caracas, el expeto manifestó que esta cifra fue calculada por la consultora en vista de que el Banco Central de Venezuela (BCV) no ofrece regularmente estos índices de notificación obligatoria, reseña El Nacional.

“Al cierre de agosto 2016 y desde agosto de 2015 la inflación es de casi 453% pero ahí (en el dato) se incluye una porción de productos subsidiados o regulados”, dijo el economista, quien aclaró que cuando se calcula el índice de precio al consumidor en cualquier comercio donde no opera la regulación, el número sube a 1.108%.

La última cifra de inflación proporcionada por el Banco Central de Venezuela, fue para informar el índice de precios de todo 2015 que llegó a 180,9%.

Oliveros aseveró que “tenemos una aceleración de inflación muy fuerte, la peor de nuestra historia, Venezuela es el país con la más alta inflación del mundo” y “más allá del impacto que eso tiene en los negocios, el impacto lo siente la gente en su poder adquisitivo que no puede ir a ese ritmo”.

El pasado mes de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que el PIB venezolano se contraerá 8% en 2016, después de haberlo un hecho 5,7% el pasado año, mientras que la inflación se calcula que superará 480% al cierre de este año.

Estos números tienen una fuerte incidencia en el índice de la escasez, el cual tampoco ha sido revelado por el BCV. No obstante, la población continúa sufriendo dificultades al no conseguir una gran parte de los productos de la canasta básica en los comercios, lo que los obliga a acudir a revendedores que ofrecen los artículos hasta 100 veces más caros que lo que marca el empaque.

Compartir .

Dejar respuesta