Hombre perdió a más de 20 miembros de su familia por ataque químico en Siria

3

(06 de abril de 2017. El Venezolano).- Abdul Hamid Youssef se ha convertido en la imagen de la brutalidad y el sufrimiento que está causando la guerra de Siria en los últimos tiempos. Este ciudadano es el protagonista de una desgarradora foto en la que se le ve abrazando el cuerpo de sus dos hijos gemelos, fallecidos tras el ataque químico perpetrado por las fuerzas del presidente sirio Bashar al Assad.

Youssef vive en la localidad de Khan Sheikhoun, objetivo de los bombardeos que tuvieron lugar el pasado martes y que han conmocionado al mundo. En el ataque, perpetrado con armas químicas, fallecieron la mujer de este hombre, sus hijos y sus hermanos.

Lea también: Más de 50 muertos por ataque químico en Siria

De acuerdo a CNN, Youssef se despertó con el ruido de las bombas y comprobó que su mujer y sus gemelos estaban con vida. Este hombre y muchos miembros de su familia extendida viven en el extremo norte de Khan Sheikhoun, un pueblo en la provincia siria de Idlib. Este martes, los ataques aéreos golpearon una zona cercana a la panadería local, tan sólo a unos pocos metros de la casa de Youssef.

CNN

Youssef llegó a la casa de sus padres para encontrar a sus dos hermanos muertos. En medio del pánico, regresó corriendo a su casa a revisar de nuevo a su esposa y a sus hijos.

Alarmado por si a su mujer y a sus hijos les había pasado algo similar, regresó corriendo a su hogar. Y allí se encontró la misma escena. “Tenían espuma en la boca, hubo convulsiones. Todos estaban en el suelo”, asegura en declaraciones concedidas al mismo medio.

Youssef agarró a sus gemelos y los sacó a la calle, con la esperanza de que el aire fresco o el agua que las ambulancias estaban distribuyendo les pudiera ayudar. “Mis niños, Ahmad y Aya, y mi esposa… todos fueron sacrificados”, aseguró Youssef. “Toda mi familia murió”.

RT

La familia de este hombre forma parte de las 80 víctimas que hasta ahora se han contabilizado del ataque que presumiblemente se perpetró con gas sarín y con gas cloro.

Una imagen de Youssef acunando a sus hijos, envueltos en sábanas blancas, se hizo viral en redes sociales. Fue fotografiado mientras estaba sentado en el borde de un cementerio aferrado a sus gemelos. Los videos, grabados momentos más tarde, lo muestran arrodillándose en sus tumbas y llorando.

“Estoy llorando, pero son lágrimas de felicidad”, manifiesta Youssef y explica que sus pequeños ahora están con Dios y eso es mejor que estar en Siria.

Compartir .

Dejar respuesta