El fracaso de Maduro es total: Cambio ya!, por Carlos Tablante

0
MADURO OPINION

Foto: hoyennoticias

(06 de septiembre 2016. El Venezolano).-  El fracaso de Maduro es total. Todos los partidarios de la oposición y del chavismo lo padecemos. Solo una casta corrupta se ha enriquecido con el patrimonio de todos los venezolanos. Unos pocos juegan con el país como si se tratara de un casino. Apuestan con el dinero de todos y nunca pierden. Es decir, privatizan la riqueza de Venezuela en su propio beneficio, en nombre del socialismo del siglo XXI, con total impunidad. Es la dictadura de la corrupción.

La inmensa mayoría quiere un cambio ya! Así lo ha manifestado de manera contundente en diversas movilizaciones y protestas a lo largo y ancho de un país que quiere que ese cambio sea en paz, de la manera menos traumática posible. Por el contrario, la presidencia bicéfala Maduro-Cabello insiste en meternos en la calle ciega de la violencia. No tienen votos, no tienen respaldo popular, por eso quieren la guerra. Los venezolanos queremos una salida urgente y pacífica a la grave crisis que sufrimos a través del Referendo Revocatorio que nos otorga el derecho constitucional a sacar de Miraflores a Maduro por la vía de una gran rebelión electoral.

Para seguir avanzando y salir del atolladero en el que nos encontramos, producto de la dictadura de la corrupción que nos ha impuesto Maduro, es necesario mantener y fortalecer la unidad a través de la Mesa de la Unidad Democrática, la plataforma que integra a los partidos de la alternativa democrática y al mismo tiempo seguir sumando de manera activa a todos los actores sociales, en una acción constante y sistemática, para obtener del CNE una respuesta que haga viable el RR este mismo año.

Es el momento de un amplio acuerdo nacional como lo planteó Leopoldo López en su artículo publicado en el diario El País el pasado 1 de septiembre: “Esta exigencia nos conduce a la necesidad de un Gran Acuerdo Nacional, que incluya a todos los sectores democráticos. La propuesta es conformar un Gobierno civilista en unidad nacional, que vaya más allá de una simple coalición de partidos. Un Gobierno que sea representativo de la diversidad y pluralidad del espíritu republicano y libertario de los venezolanos. Un Gobierno comprometido con el objetivo de consolidar la institucionalidad democrática, para poder alcanzar el fin que ha animado nuestra lucha a lo largo de estos años: que todos los derechos sean para todas las personas, que todos los venezolanos, sin exclusión alguna, reciban los beneficios de la democracia y el Estado de derecho”.

El pasado 1 de septiembre la mayoría habló claramente. A partir de este miércoles seguirán las protestas y reclamos para que el CNE cumpla con su deber constitucional y garantice la realización del RR en 2016. Las demostraciones de fuerza democrática y pacífica de la nueva mayoría que surgió con la elección de la Asamblea Nacional en las últimas elecciones están acompañadas de los necesarios puentes para un auténtico diálogo que debe pasar por que se permita la llegada de la ayuda humanitaria para enfrentar la escasez de alimentos y medicinas – estamos viviendo una emergencia económica que requiere un verdadero diálogo con los sectores productivos y la autonomía del BCV -, la liberación de todos los presos políticos – entre ellos los dirigentes estudiantiles y Leopoldo López, Antonio Ledezma, Manuel Rosales, Daniel Ceballos, Delson Guárate – y el cese de la represión y persecución de los opositores al régimen. Igualmente, urge una reforma judicial para lograr un Tribunal Supremo de Justicia equilibrado e independiente, integrado por jueces idóneos que surjan de una verdadera carrera judicial.

También es indispensable el respeto a la Asamblea Nacional para el cabal cumplimiento de sus competencias, por tratarse del poder más representativo de una democracia, ya que surge de una elección popular.

Es fundamental restituir el derecho a la información y a la libertad de expresión. Se ha llegado al extremo, mediante acciones judiciales ilegales e inconstitucionales, de prohibir a los medios venezolanos en general y a algunos voceros políticos, mencionar o denunciar a altos funcionarios involucrados en tramas de corrupción como es el caso del ex ministro de Alimentación y ex presidente de CASA, el general Carlos Osorio y del gobernador del estado Barinas, Adán Chávez. Igualmente es necesario detener la persecución judicial a editores, dueños y directivos de medios de comunicación independientes como Tal Cual, La Patilla, El Nacional, El Correo del Caroní, Reporte Confidencial, entre otros muchos, tanto nacionales como regionales.

Un mensaje final a la Fuerza Armada Nacional. Recordar que el papel que le corresponde está claramente definido en la Constitución Nacional: No pueden estar al servicio de ninguna parcialidad política ni de persona alguna. Deben ser los garantes de la legalidad, del Estado de Derecho, de la plena vigencia de la Constitución.

Ahora más que nunca debemos continuar organizando y movilizando el descontento, ratificando en todo momento que queremos una salida pacífica, electoral y democrática, por lo que las demostraciones de fuerza de la mayoría deben continuar hasta lograr el diálogo necesario para concretar el RR en este 2016.

Por Carlos Tablante / La Patilla 

 

Share.

Leave A Reply