Floridianos aumentan presión para detener Ley Antiinmigrante HB 675

0
leyes-inmigraci-1018303

Foto: aztecanoticias.com.mx

(28 de enero de 2016. El Venezolano).- El pasado miércoles docenas de madres, niños, estudiantes y líderes comunitarios se manifestaron en las oficinas de los representantes estatales y otros oficiales electos en Miami, Tampa, Orlando, Apopka y Tallahassee dando lugar a un retroceso en el debate y la votación previstos para el proyecto de ley (HB 675), lo que obligaría a los gobiernos locales, distritos escolares y agentes del orden a hacer el trabajo de oficiales federales de inmigración.

“Este retroceso nos indica que nuestros esfuerzos para demostrarle a los representantes en Tallahassee el costo real de estas políticas están dando resultados. Este es un paso positivo en la creciente oposición de ciudades, condados y comunidades que piden un alto a las leyes antiinmigrantes en el estado del sol”, afirmó Francesca Menes, Directora de Política de la Coalición de Florida.

En Orlando, miembros de la Asociación de Campesinos de Florida y Mi Familia Vota visitaron la oficina del representante Bob Cortes y le entregaron una petición para que se oponga a este proyecto de ley. En Apopka, el Alcalde Joe Kilshemer y la Comisionada de la Ciudad, Diana Velásquez, atendieron una vigilia realizada en el Hope CommUnity Center, donde estudiantes y familias alzaron su voz contra esta ley.

“Nuestros Representantes estatales y oficiales electos necesitan saber que esperamos que representen sus comunidades protegiéndonos, no atacándonos y poniendo en riesgo nuestra economía, seguridad y unidad familiar”, dijo José Luis Marantes, Director de la Campaña Somos Florida y director de membresía de la Coalición de Inmigrantes en Florida. “Nuestro mensaje ha sido muy claro, preciso y determinante. Vamos a seguir movilizándonos hasta donde sea necesario para detener estos ataques contra nuestras comunidades y nuestro estado”.

En Miami, miembros de la comunidad, votantes latinos, madres indocumentadas y trabajadores visitaron la oficina del Representante José Félix Díaz, Presidente de la Delegación Legislativa de Miami-Dade y le entregaron la petición. Un acto similar se llevó a cabo en Tampa, donde niños entregaron cartas y petición al Alcalde Bob Buckhorn.

“Como madre, me preocupa que esta ley vaya a obligar a los distritos escolares a reportar a los niños indocumentados y sus familias. Los padres no van a enviar a sus hijos a las escuelas por miedo a ser detenidos por la policía cuando a la escuela o por los maestros. Esta es una ley injusta y pone en riesgo el futuro de nuestros niños”, dijo Lucia Quief de la organización WeCount! en Homestead.

Para más información sobre la ley HB 675 y otras leyes, puede visitar la página web: www.floridaimmigrant.org

 

Compartir .

Dejar respuesta