Estadounidense habría sido secuestrado para enseñar inglés a Kim Jong-Un

0
Estadounidense habría sido secuestrado para enseñar inglés a Kim Jong-Un

pulzo.com

(02 de septiembre de 2016. El Venezolano).- El estadounidense David Sneddon fue dado por muerto pero realmente pudo haber sido secuestro por autoridades de Corea del Sur, para enseñarle ingles a Kim Jong-un, el ahora gobernante y entonces heredero de la dictadura.

Se conoció por Yahoo que desapareció en China en 2004 y policías manejaron como móvil del hecho, que murió durante una excursión cerca del río Jinsha, sin embargo sus padres nunca recibieron el cuerpo, por ende no creyeron en la esa versión,

Conociendo la reputación de Corea del Norte por el secuestro de extranjeros, los Sneddon creían que el régimen buscó a su hijo por su fluidez en coreano -que utilizó durante el tiempo que pasó como misionero mormón en Corea del Sur- y lo secuestraron para sus propios fines.

Yahoo News de Japón informó que Sneddon había sido visto en Corea del Norte, donde se cree que vive. Según informes, trabaja como profesor de inglés, y tiene una esposa y dos hijos.

La información tiene suficiente credibilidad como para que el Departamento de Estado anuncie que comenzará a buscar al hombre, hoy con 36 años, en el hermético país asiático.

Representantes de Utah habían instado al Congreso a investigar las circunstancias de la desaparición de Sneddon, y confirmar si realmente fue secuestrado por Corea del Norte.

“La evidencia indica que todavía hay muchas preguntas sin respuesta acerca de la desaparición de David”, dijo el representante Chris Stewart, miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara, en un comunicado febrero.

“La familia de David merece respuestas a estas preguntas, y hasta que encontremos las respuestas, seguiremos instando al Departamento de Estado a buscar todas las posibles explicaciones sobre la desaparición de David”, agregó.

El régimen de Corea del Norte es conocido por secuestrar extranjeros -en particular japoneses- para que sirvan como profesores de idioma.

Compartir .

Dejar respuesta