Estados Unidos no tolera la dictadura en Venezuela y toma duras acciones

1

Foto: Composición

(28 de agosto de 2017. El Venezolano).- Nunca habíamos estado como ahora. Venezuela está sumergida en la más catastrófica crisis política y económica de su historia. Pero tampoco, jamás hubo tantas voces hablando sobre un mismo país de la región en los últimos 10 años. Mucho menos Estados Unidos había prestado tanta atención a un conflicto interno. La presión internacional hacia Nicolás Maduro no solo lo tiene acorralado en Miraflores, sino que lo hace diminuto cada día. Es un hecho: la dictadura está cercada internacionalmente y Estados Unidos ha decidido lanzar la primera piedra.

Las recientes sanciones económicas impuestas por Washington son el más duro golpe al sostenimiento del régimen en Venezuela desde la llegada de Nicolás Maduro al poder.

La Casa Blanca explicó en un comunicado que las sanciones “están calibradas cuidadosamente para retirarle a la dictadura de Maduro una fuente crucial de financiación para mantener su régimen ilegítimo, proteger al sistema financiero estadounidense de la complicidad con la corrupción de Venezuela y el empobrecimiento del pueblo venezolano, y permitir la ayuda humanitaria”.

El gobierno norteamericano ha ido endureciendo su posición con el pasar de los meses. Con la sanción económica suman ya cuatro los pronunciamientos directos realizados por la jurisdicción norteamericana desde mayo de 2017. El 26 de julio la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (“OFAC” por sus siglas en inglés) agregó a 13 funcionarios venezolanos a la lista negra, y cinco días después Nicolás Maduro ingresó a la “Lista Clinton” de dictadores del mundo.

Lea también: Lo que tienen en común Maduro y estos dictadores del mundo

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, ha expresado la preocupación de su gobierno sobre Venezuela en al menos cuatro reuniones oficiales en países de Suramérica y Centroamérica en los últimos 30 días, y por primera vez el gobierno federal presidió un evento exclusivamente con miembros de la comunidad venezolana exiliada en Estados Unidos. Ocurrió en la ciudad de Doral el pasado 23 de agosto.

Todo este apoyo a la democracia en Venezuela ocurre mientras Trump enfrenta severas críticas durante su gestión en la Casa Blanca.

Trump, el presidente que llamó las cosas por su nombre

Varios intentos fallidos ha tenido Nicolás Maduro al solicitar un diálogo con el gobierno de Estados Unidos. La administración Trump ha sido enfática en que sólo hablará con él “tan pronto se restablezca la democracia en el país”.

Maduro había estado acostumbrado durante la presidencia de Barack Obama de recibir en Miraflores al subsecretario de Estado, Thomas Shannon, e incluso de reunir a su canciller, Delcy Rodríguez, con el secretario de Estado, John Kerry con el fin de activar y reactivar el diálogo entre ambos países. Con la llegada de Trump, esto ni siquiera ha estado en agenda. Al parecer las cosas no van bien entre Venezuela y Estados Unidos cuando un republicano está en la Casa Blanca.

Sin embargo durante la administración de Barack Obama se consolidaron algunos esfuerzos contra el gobierno venezolano. En 2014 se acordó una ronda de sanciones contra funcionarios chavistas y en 2015 la Casa Blanca emitió un decreto en el que declaraba una “emergencia nacional” frente al país sudamericano por la “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior”. En marzo de 2016 Obama extendió el plazo de su orden ejecutiva.

Republicanos y demócratas toman en serio el tema en el Congreso

Foto: Congreso de Estados Unidos. Foto: Telemundo.

El tema de Venezuela era desechado hasta hace un tiempo en las oficinas de los congresistas y senadores. El lobby se hacía, pero poca atención era lograda. Convencer a los legisladores del impacto de la crisis en Venezuela ha sido un trabajo de los venezolanos en el exilio que han liderado reuniones en Washington.

Pero el cabildeo no solo es impulsado por las fuerzas disidentes del régimen. Según estadísticas que maneja Opensecrets.org, el gobierno venezolano ha desembolsillado 5.340.300 dólares en lobby en Estados Unidos desde que Nicolás Maduro asumió el poder. De esa cifra, se invirtieron 1.790.000 dólares para dicho fin en el primer semestre del 2017.

Marco Rubio, senador por Florida, ha tomado la bandera venezolana como suya. Incluso desde 2014 ha hablado sobre las sanciones y ha propuesto leyes que beneficiarían a los venezolanos exialiados en el país. Lo mismo hizo en su momento el congresista demócrata, Joe García.

Este año una comisión bipartidista de miembros del congreso ha solicitado al gobierno federal que use su voz, voto e influencia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para “presionar a las autoridades venezolanas a que tomen medidas para hacer frente el deterioro de la situación humanitaria en ese país”. Entre los firmantes se encuentra Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Mario Díaz-Balart (R-FL); Ted Deutch (D-FL); Carlos Curbelo (R-FL); Debbie Wasserman Schultz (D-FL); Ted Yoho (R-FL); Frederica Wilson (D-FL); Ron DeSantis (R-FL); Ed Royce (R-CA); Albio Sires (D-NJ); Jeff Duncan (R-SC); Gerald Connolly (D-VA); Mia Love (R-UT); y Norma Torres (D-CA).

De hecho, la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, ha dicho que su país no va a permitir el avance de Venezuela hacia una “dictadura” y ha dejado la puerta abierta a “nuevas medidas financieras y diplomáticas contra el Gobierno de Nicolás Maduro”.

Departamento de Estado busca salidas diplomáticas

Aunque la determinación de Estados Unidos es regia, el Departamento de Estado sostiene que la actual crisis que atraviesa Venezuela debe ser resuelta por el pueblo venezolano a través del derecho a la protesta pacífica. “Deben ser los venezolanos los que decidan el futuro de su país a través de la expresión democrática según la constitución”, expresó en una entrevista Lydia Barraza, portavoz en español del Departamento de Estado.

Barraza resalta que Estados Unidos utiliza las herramientas legales y diplomáticas para apoyar al pueblo venezolano en la tarea de rescatar la democracia del país.

Redactado por: Jorge Agobian

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Macron aseguró que Maduro ha “creado una dictadura” en Venezuela

Leave A Reply