Aseguran que Estado de Excepción en Turquía “no afectará libertades ciudadanas”

0
Sputnik News

Sputnik News

(21 de julio de 2016. El Venezolano).- El Gobierno de Turquía ha decretado este miércoles el Estado de excepción por tres meses para hacer frente a las corrientes golpistas en el país y combatir “la amenaza a la democracia”.

De acuerdo a lo reseñado por EFE, la decisión fue anunciada por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien afirmó que con esta medida se busca proteger los valores democráticos.

Lea también: Intento de golpe en Turquía deja cientos de muertos y a cúpula militar tras las rejas

“Esta medida no es en absoluto contra la democracia, el estado de derecho y la libertad. Por el contrario, tiene el propósito de fortalecer y proteger esos valores”, dijo el jefe del Estado después de reunirse con el Consejo Nacional de Seguridad y, horas después, con el gabinete de ministros.

Erdogan afirmó que la medida, recomendada al Gobierno por el Consejo de Seguridad que él preside, busca “acelerar encargarse de todos los elementos de la organización terrorista”, en referencia al grupo que encabeza el clérigo islamista Fetullah Gülen, al que el Ejecutivo acusa del fallido golpe de Estado del pasado fin de semana.

Por su parte, el viceprimer ministro turco Mehmet Simsek, aclaró que el estado de excepción no afectará libertades ciudadanas. “El estado de excepción no incluirá restricciones al movimiento, reuniones, libertad de prensa, etcétera. No es la ley marcial de los 1990“, escribió Simsek en Twitter.

Será el Gabinete y los gobernadores provinciales, no los militares, los que ejercerán el poder, enfatizó. Por tanto, considera que la medida “no será diferente del (estado de excepción) impuesto por nuestros socios europeos como Francia, Alemania y Bélgica a raíz de amenazas de menor envergadura”, publica Sputnik News.

Al mismo tiempo, Simsek remarcó que “no habrá impacto sobre la vida de gente ordinaria y los negocios”, y reiteró el compromiso del Gobierno turco con “la economía de mercado”.

Reiteró el compromiso de Ankara en la lucha contra el terrorismo internacional, incluyendo el autodenominado Estado Islámico, o Daesh.

Finalmente, expresó que está “seguro de que Turquía saldrá de esta situación con una democracia fortalecida, una economía de mercado más eficaz y un mejor clima de inversión”.

El pasado 15 de julio se presentó en Turquía un fallido golpe militar en el cual resultaron 232 muertos y más de 1.500 heridos.

Luego de sofocar la rebelión, las autoridades turcas llevaron a cabo una serie de purgas para descubrir a los simpatizantes del clérigo opositor Fethullah Gülen, a quien Ankara indica como promotor del motín y a quien exigen extraditar a Washington. El imam niega esas acusaciones.

Compartir .

Dejar respuesta