España e Italia están “horrorizados” por situación en Venezuela: la Constituyente divide

2

Referencial / TheDiplomatinSpain

(18 de junio de 2017. El Venezolano).- Este domingo el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente del Consejo de ministros italiano, Paolo Gentiloni, han hecho un “enérgico llamamiento” al Gobierno de Venezuela para que “reconsidere” su decisión de convocar una Asamblea Constituyente porque “divide al país en vez de unirlo”.

A juicio de ambos mandatarios, se debe reivindicar la necesidad de “dejarse de dilaciones” y acabar con la “creciente gravedad” de la situación que atraviesa Venezuela, en cuanto a la escalada de violencia y a la crisis social, económica y humanitaria que azota al país.

Rajoy y Gentiloni expresaron su preocupación por medio de un artículo publicado en la edición del diario español “El Mundo” que  llevó el titulo:  “Venezuela: no podemos resignarnos”. Los mandatarios recalcaron que  la Constitución venezolana de 1999 “ya prevé mecanismos útiles para encontrar una solución política que pueda reordenar los distintos intereses, respetando las instituciones, las leyes y la soberanía popular”.

Insistieron en repudiar la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Constituyente porque aseguran que dividirá aún más al país en lugar de unirlo. Calificaron de “urgente”,  la necesidad de “definir sin demora una plataforma de negociación que ponga en marcha una dinámica de acercamiento y de responsabilidad comunes entre las fuerzas enfrentadas” en Venezuela.

En su artículo reseñado por la agencia Efe, recalcaron que no se podría prescindir de cuatro condiciones: el respeto al Estado de derecho, la liberación de todos los “presos políticos”, la apertura de un canal humanitario a favor de la población venezolana y la aprobación de un calendario electoral para que el pueblo pueda pronunciarse libremente en las urnas.

Confesaron sentirse “horrorizados por la la “situación dramática” de un país que consideran “hermano” de los suyos, y ofrecen la colaboración de España e Italia para ayudar a Venezuela “en este difícil trance” y mediar ante la Unión Europea para que también brinde su apoyo.

Concluyeron que la  responsabilidad “última” en la futura transformación de Venezuela corresponde al Gobierno de aquel país pues afirman que de sus decisiones “penden el destino, las necesidades, las esperanzas y los miedos” de millones de venezolanos.

 

Compartir .