El enemigo es el hampa, por Jorge Barroso

0

Referencial / RNV

(18 de enero de 2017. El Venezolano).- Con nostalgia, rabia y hasta un poco de incredulidad observamos cómo el Gobierno Nacional gasta cuantiosas sumas de dinero, que no tenemos, en la carrera armamentista y demencial que ha caracterizado a este régimen, mientras millones de venezolanos hacen largas colas para adquirir productos de primera necesidad y medicamentos que han dejado de ser importados y producidos en el país.

Maduro anunció como un logro que Venezuela tiene una “institución militar poderosa, con la capacidad de enfrentar cualquier amenaza extranjera”. Mientras nosotros, los venezolanos que vivimos y padecemos día a día la violencia y el miedo que azotan al país, nos preguntamos ¿y cómo enfrentamos la amenaza del hampa?.

100 mil venezolanos han caído desde que Maduro llegó al poder, sólo el año pasado 28 mil compatriotas perdieron la vida en manos del hampa. Y ¿cuántos de esos crímenes ha recibido sentencia? ¿Cuántas de esas almas conocieron el valor de la justicia? ¿Cuánto debemos esperar para que esto suceda?

Pero nos embarga una duda mayor, ¿Qué gana Venezuela con el Ejercicio de Acción Integral Antiimperialista Zamora 200, si la delincuencia se ha convertido en una política de Estado? En un país en el que los valores y el derecho a la vida están en franco deterioro, una supuesta amenaza extranjera suena como el cuento del ‘Gallo Pelón’.

El pasado domingo despertamos con la desazón de un nuevo crimen. Un joven periodista, Arnaldo Albornoz, había sido atacado y asesinado por delincuentes que intentaron robarle su vehículo a pocos metros de su casa. El mundo de la farándula se vistió de luto una vez más. Las condolencias y lamentos brotaron de corazones cercanos y ajenos a la víctima. Incluso, los argumentos absurdos que pretendían culpar de ‘irresponsable’ a Albornoz por andar en la calle a altas horas de la madrugada, no se hicieron esperar.

Pero ¿Quién responde por esto? ¿Quién dará abrigo a sus familiares y amigos? ¿Quién le explica a sus contemporáneos que la juventud es para vivirla? Arnaldo, solo es una cara conocida de esta espantosa estadística que llena y desborda los libros de decesos y las páginas de sucesos de los diarios. Arnaldo, así como lo fuera hace tres años atrás Mónica Spear, también asesinada por el hampa.

Maduro desde la aplicación del ejercicio militar pidió en nombre del pueblo venezolano “respeto a la dignidad, la paz e independencia nacional”.

Hoy los venezolanos le pedimos que abra los ojos a la realidad, a lo que de verdad nos está matando. El enemigo no es Estados Unidos, Barack Obama o Donald Trump. El enemigo está en casa. El enemigo se llama el HAMPA y cada día enluta a cientos de familias a lo largo y ancho de Venezuela.

¡Ni un muerto más!

Por Jorge Barroso

Compartir .

Dejar respuesta