Elecciones regionales y RR 2016, por Julio César Arreaza B.

0
Foto: Referencial

Archivo

(02 de octubre 2016. El Venezolano).- Con arreglo a la Constitución, las elecciones de Gobernadores no requieren pedirse, están fijadas para el 2016, computando el lapso de ejercicio de los mandatos regionales; naturalmente deberían estar previstas en el cronograma del CNE, un organismo que ciertamente ha recibido millones de dólares para su equipamiento y el régimen se pavonea diciendo que se cuenta con la más moderna tecnología electoral del mundo, pero su desempeño lo patentiza con la peor ejecutoria en cuanto resultados y transparencia. El delito mayor es haber secuestrado el organismo electoral a su favor, con el nombramiento contrario a la Constitución de cuatro señoras chavistas, que responden a los dictados de una cúpula civil- militar criminal, pero algún día ellos serán alcanzados por la mano larga de la Justica y  juzgados por sus crímenes dolosos contra la expresión de la soberanía popular.

Esta será la última tiranía que ponga su pie en suelo venezolano, la alternativa democrática no pisará el peine de la violencia, vamos a imponer porque somos el 80%, la solución constitucional del RR 2016 que es el remedio eficaz a esta horrible crisis forjada por un régimen ladrón que robó el futuro a los jóvenes mientras administró la colosal fortuna de los altos ingresos petroleros.

Ahora resulta que el voto es subversivo, válgame Dios. Las cuatro señoras decidieron cerrar el CNE, con qué autoridad, y atentar contra la democracia, al eliminar el derecho de los ciudadanos al RR 2016, un derecho prevalente que debe garantizar, no el de Maduro, que tiene asegurado su derecho de los 7 millones de votos que hay que remontar, para revocarlo.

Vemos a un pueblo en rebeldía exigiendo el RR, vamos a abrir el CNE con la fuerza ciudadana en la calle reclamando sus derechos .Con rebeldía y épica democrática. El movimiento democrático es amplio y profundo y supera a las camarillas criminales. Se ha conformado una unanimidad socio-política para el RR 2016 y así anudamos el Pacto Social. El diálogo es a través de la consulta popular. No es posible postergar los deseos de cambio del pueblo. El régimen llega a su final haga lo que haga. Todos los días en las colas formadas por la escasez asistimos a un plebiscito de rechazo.

Sin el RR 2016 el país seguirá cuesta abajo hundiéndose en hambre, violencia criminal y corrupción, con el gran peligro de caer en las manos de los gorilas de la cúpula de la Fuerza Armada. Que dice el grueso de los militares de que una minoría se imponga autoritariamente a una mayoría. El mejor plan anticorrupción es RR 2016 y restaurar la democracia con poderes públicos autónomos y respeto al pensamiento diverso.

¡Libertad para Coromoto. No más prisioneros políticos, ni exiliados!

Por: Julio César Arreaza B. / La Patilla

Compartir .

Dejar respuesta