El proyecto macabro de Nicolás por Emiro Albornoz León

1

Nicolás Maduro / El Nacional

(01 de marzo de 2018. El Venezolano).- Nicolás Maduro y el régimen cubano que lo padrotea en su proyecto de destrucción de la república, no tienen miramientos ni escrúpulos en sus intenciones de instaurar en Venezuela un estado comunista o socialista, que es la misma mierda, para terminar de derribar lo poco que aún queda en pie en nuestra nación y llevarnos a todos a la postración generalizada, tal como ha ocurrido en la propia isla caribeña y en el resto de los países donde la maldita ideología marxista ha sido puesta en práctica.

Por ello, la ilegal e inconstitucional convocatoria de elecciones presidenciales adelantadas que no serán más que un plebiscito, tipo Pérez Jiménez, porque las fuerzas democráticas de la oposición no asistirán a ese bodrio electoral pues el pueblo no quiere votar con ese CNE de las pícaras y alegres comadres, y ese día 22 de abril lo que habrá será la madre de todas las abstenciones.

Uno se pregunta cómo es que un gobierno como el de Nicolás Maduro, con un rechazo de más del 90 por ciento de la nación venezolana por su desastroso desempeño que ha puesto a pasar hambre y a morir de mengua a la casi totalidad de los venezolanos, pierde convocar a unas elecciones que en condiciones normales perdería abrumadoramente. Maduro no me gana a mi, ni al chichero de la esquina.

No hay duda que tienen que tener montada toda una tramoya para desconocer la voluntad del pueblo venezolano que quiere un cambio de gobierno para iniciar la búsqueda de nuevos caminos que le permitan a Venezuela recuperarse del desastre y la catástrofe que han dejado en este penoso camino de casi veinte años de revolución.

Se trata de perpetuarse en el poder contra la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano y concretar su proyecto comunista en Venezuela Tengo la impresión, desde los tiempos del engendro infernal de Sabaneta de Barinas, el que inició esta tragedia para luego dejarnos a ese otro incapaz que nos gobierna hoy, que esta camarilla corrupta y desvergonzada, no será desalojada del poder así nomás, por las
buenas. Ya lo han expresado: “ni por las buenas, ni por las malas”, ha referido Maduro.

Y es que saben que los está esperando todo un pueblo para rechazarlos y cobrarles bien caro por sus prácticas dictatoriales y por el daño causado a la república, pero en lo que más piensan y temen es a la justicia, internacional y a la nuestra cuando sea institucionalizada nuevamente, porque muchos de ellos se verán sentados en la Corte Penal Internacional de la Haya para que respondan por crímenes de lesa humanidad y las corruptelas que todo el mundo conoce.

A Nicolás y su camarilla nada le importan las sanciones de los Estados Unidos de América, la Unión Europea y demás países democráticos el mundo para que vuelva a la democracia.

En realidad, no tenemos otra arma para enfrentar a este régimen disoluto y corrompido que el voto, pero también quieren evitar que esa poderosa herramienta sea utilizada libremente porque saben que serán desalojados del poder a punta de votos, de allí el sometimiento a las principales instituciones del país para colocarlas al servicio del régimen e impedir que la voluntad del pueblo sea expresada.

Entonces tenemos ese otro artefacto que nos da la propia Constitución que es la puesta en práctica del artículo 350 que invita a los venezolanos a desconocer a todo gobierno que menoscabe lo derechos humanos y amenace la democracia.

Tendremos que salir a las calles de Venezuela a batirnos democráticamente con un régimen que no tendrá escrúpulos en mandar a asesinar a quienes los quieren desalojar del poder porque esa es la voluntad popular, a menos que salga un hombre de esa Fuerza Armada Nacional, como le salió a Chávez con el General Rosendo, que desconoció la orden de sacar los tanques del batallón Ayala y aplicar el Plan Ávila para masacrar al pueblo aquel histórico y fatídico 11 de abril de 2002.

Los comunistas son unos seres desalmados porque están ideologizados hasta para matar sus padres y hermanos si se constituyen en un peligro para su proyecto de perpetuarse en el poder a como dé lugar. Estamos gobernados por una mafia inescrupulosa a cuyos miembros la vergüenza se la comió un burro por paja.

por Emiro Albornoz León

Share.

1 comentario

  1. Pingback: El proyecto macabro de Nicolás por Emiro Albornoz León - el Venezolano de Broward

Leave A Reply