El proyecto de destrucción de Venezuela, por Emiro Albornoz

1

(18 de septiembre de 2017. El Venezolano).- Dudo que pueda existir un país en el mundo que presente la grave crisis económica y social que atraviesa Venezuela producto del desastre de gobierno que han significado estos 18 años de mal llamada revolución bolivariana.

En Venezuela no hay una sola área de la vida del país que no haya sido colapsada por la administración de los dos Gobiernos revolucionarios, el de Hugo Chávez y ahora el de Nicolás Maduro.

Es lo muy bien se puede calificar como el mejor elaborado y acabado proyecto de destrucción de un país que, aún con dificultades en algunos aspectos de la sociedad venezolana, mantenía un nivel de progreso desarrollo que mu bien querían tener otros países, de allí la constante migración a nuestras tierras en búsqueda de mejores oportunidades de vida para muchos pobladores del continente, especialmente colombianos.

Venezuela es el único país del mundo donde quien trabaja, con salario mínimo, que es la mayoría del país, no le alcanza su sueldo para brindarle alimentación completa y balanceada a su grupo familiar, gracias a la inflación desbocada que vuelve añicos los ingresos de los trabajadores, producto de los desaciertos del régimen en materia económica los cuales no reconoce y se los endosa a una presunta guerra económica que ya lleva cuatro años y que la ha perdido Nicolás maduro porque todavía atribuye las causas dl desastre a esa conflagración de la derecha y del imperio norteamericano.

Por cierto, desde hace varios años en Venezuela ha crisis de producción de alimentos y de medicinas lo cual ha provocado que los venezolanos hayan bajado la talla considerablemente, los enfermos mueren de mengua en los hospitales y los niños abandonan sus colegios porque sus padres no tienen como alimentarlos para enviarlos a clases.

Desde inicios del 2016 la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, hecho que el régimen no ha querido reconocer violando la decisión del pueblo venezolano en las urnas, aprobó la declaración de crisis humanitaria en salud y alimentación y exhortó al régimen de maduro a declararla como tal, a lo cual se ha negado sistemáticamente para no quedar en evidencia ante el mundo que un país perolero, rico en recursos minerales y que recibió más de dos billones de dólares por la venta de su petróleo, tenga que ser socorrido por el mundo ante la debacle en que se encuentra.

Ahora, en virtud del bloque que ha iniciado el gobierno norteamericano para obligar al régimen de Maduro a retomar el hilo democrático, liberar a los presos políticos y respetar las instituciones democráticas, como la AN, los personeros del gobierno le atribuyen la causa de la escasez de alimentos y de medicinas a las acciones del Presidente de los Estados Unidos.

Ese cronista dice que este es un régimen desvergonzado que no le da pena que otros países del continente, sin los recursos y riquezas que tiene el nuestro, sean capaces no sólo de producir alimentos de todo tipo para su población sino que tienen excedentes para importar a otras naciones, como es el caso de Colombia que la tenemos allí al ladito y que son los que medio salvan la situación de Venezuela.

En resumen, el cacareado socialismo del siglo XXI es sinónimo de : escasez, inflación, colapso de servicios públicos, desempleo, quiebra de industrias y comercios, violación de derechos humanos, criminalidad con moño suelto y corrupción a paso de vencedores.

Por Emiro Albornoz

Share.

1 comentario

  1. Pingback: El proyecto de destrucción de Venezuela, por Emiro Albornoz - el Venezolano de Broward

Leave A Reply