El precedente en India que puede ayudar a entender el caos económico en Venezuela

0

Foto: Referencial

(20 de diciembre de 2016. El Venezolano).-La compleja situación que vive hoy Venezuela luego del accidentado retiro de circulación de los billetes de 100 bolívares tiene un antecedente claro y reciente. Hace poco más de un mes, India anunció que dejaban de tener validez cerca de 20.000 millones de billetes de rupias en varias denominaciones.

Tal como ocurrió con la decisión de las autoridades en Caracas, la medida del gobierno en Nueva Delhi generó turbulencias en la economía y un amplio rechazo de la población.

La “guerra contra los billetes” en India ha llevado a muchos a concluir que sacar de circulación de la noche a la mañana determinados billetes es una solución drástica cuyos enormes costos ponen en duda sus posibles beneficios.

Pero por el momento el gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela insiste en completar una medida parecida.

La supuesta causa

Tanto el gobierno de India como el de Venezuela, han atribuido su decisión de sacar ciertos billetes de circulación a su voluntad de acabar con la corrupción.

El gobierno en Caracas ha dicho que su intención al sacar de circulación los billetes de 100 bolívares era desbaratar una conspiración de mafias extranjeras de contrabandistas, que supuestamente estaban acaparando moneda venezolana como parte de la guerra económica contra su gobierno.

“Se está viendo como hay una cantidad de dinero en Europa y Asia, y tenemos pruebas de galpones llenos de billetes en países como Suiza, Ucrania, Polonia, España y la República Checa”, dijo el lunes pasado el ministro para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Sin embargo, cambiar millones de billetes casi de un día para otro, como hicieron India y Venezuela, requiere de un esfuerzo logístico enorme.

Cualquier demora o tropiezo genera un verdadero infarto en el funcionamiento de la economía.

Y la economía venezolana, que ya bordeaba la hiperinflación antes de este episodio, parece no necesitar más choques adversos.

 

Compartir .

Dejar respuesta