El Papa Francisco regresa a Roma tras fructífera gira en África

0
Foto: CNN

Foto: CNN

(30 de noviembre 2015. El Venezolano).- Este lunes, el papa Francisco se aventuró a visitar un volátil barrio musulmán de la capital de República Centroafricana, donde llevó su mensaje de reconciliación a la mezquita principal de Bangui, insistiendo en que cristianos y musulmanes siempre han convivido en paz en la ciudad y que la religión nunca puede justificar la violencia.

Lea también: Papa Francisco: diálogo de cristianos e islámicos es esencial para la paz

El pontífice entró en el barrio PK5, donde los residentes musulmanes llevan meses sin salir por la presencia de combatientes de una milicia cristiana que rodean su perímetro, bajo intensas medidas de seguridad. Allí, realizó el trayecto en su papamóvil descapotable a pesar del riesgo que representaba para su seguridad. Las fuerzas de paz de la ONU montaban guardia en los minaretes de la mezquita, según AP.

La presencia de Francisco le otorgó inmediatamente un mayor sentido de libertad en la zona sitiada. En lo que hasta el día anterior había sido tierra de nadie que separaba el enclave musulmán del resto de la ciudad, miles de personas cruzaban coreando “¡La guerra ha terminado!” en el idioma local sango tras la partida del pontífice.

Luego, Francisco prosiguió hasta un recito deportivo donde ofició la última misa antes de trasladarse al aeropuerto para su regreso a Italia.

La insistencia del papa para visitar el barrio PK5 se debía a su intención de realizar un llamado a la paz en un país cuya capital está dividida tras casi dos años de violencia sectaria entre cristianos y musulmanes. Casi un millón de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Los mercados del enclave, en su día vibrantes, están ahora cerrados casi en su totalidad y muchos de los negocios propiedad de musulmanes están en ruinas.

En el interior de la mezquita, unos 200 hombres sentados recibieron a Francisco, quien conversó con el imán del templo e insistió en que los musulmanes y los cristianos son hermanos y deben comportarse como tal.

“Los cristianos y los musulmanes y los miembros de las religiones tradicionales han vivido en paz durante muchos años”, sostuvo. “Juntos decimos no al odio, a la venganza y la violencia, especialmente a la cometida en nombre de una religión o de un dios”.

Por su parte, Tidiani Moussa Naibi, principal imán de la mezquita, agradeció al papa su visita, que calificó como “un símbolo que todos nos entendemos”.

Francisco se quitó los zapatos, inclinó la cabeza y guardó silencio en el mihrab, la zona de la mezquita que mira en dirección de la ciudad sagrada musulmana de La Meca.

Esta visita fue el punto culminante de un viaje que lo llevó a tres naciones de África, con paradas anteriores en Kenia y Uganda.

Compartir .

Dejar respuesta