El Gobierno está cavando una tumba política a pasos acelerados, por Ricardo Hausmann

0
CAR118. CARACAS (VENEZUELA), 05/01/2016.- Diputados oficialistas y opositores discuten durante la instalación de la Asamblea Nacional hoy, martes 5 de enero de 2016, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

EFE/Miguel Gutiérrez

(12 de enero de 2016. El Venezolano).- Tras obtener mayoría absoluta el 6 de diciembre, hoy asume en Venezuela la oposición en la Asamblea Nacional, en medio de declaraciones del Gobierno que complejizan aún más la convivencia política del país. Para Ricardo Hausmann, economista venezolano director del centro para el desarrollo internacional de la Universidad de Harvard, el Gobierno de Maduro no ha dado muestras de querer reconocer la autoridad de la nueva Asamblea Nacional. Junto con ello estima que 2016 será “el peor año histórico en materia económica para Venezuela” que está “en camino a entrar en una crisis humanitaria”.

¿Cuáles son las posibilidades de que hoy el Gobierno asuma una posición golpista?

Estamos en medio de un golpe institucional: el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró la nulidad de la elección de tres diputados. Además el Gobierno, el 30 de diciembre, aprobó vía decreto una ley orgánica del banco central que le quita a la Asamblea Nacional (AN) la potestad de elegir miembros del directorio. Lo que el Gobierno ha estado tratando de hacer es violar la Constitución aprovechando las locuras legales del TSJ. Me imagino que viene una crisis constitucional, porque no se está dando ninguna muestra de querer reconocer la autoridad de la AN: ha creado una asamblea alternativa, ha estado hablando de unas comisiones presidenciales. Aquí viene un choque de instituciones entre un TSJ ilegítimo y una Asamblea Nacional legítima, y entre el Gobierno y la AN. Al Gobierno le parece inaceptable que haya una AN que exprese la voluntad popular, eso es jaque mate, porque el Gobierno no cumple las leyes ni hace cumplir las leyes sobre sí mismo. Ahora resulta que el presidente ya no tiene poderes legislativos y si quiere una ley la va a tener que aprobar con la Asamblea y él no quiere negociar.

O sea, si la Asamblea promueve una ley de amnistía contra la voluntad del presidente, ¿Maduro no acatará?

Yo espero que sí lo haga, ahora él ha dicho que le pueden mandar mil veces una ley de amnistía y no va a renunciar, a pesar de que él no tiene otra obligación que cumplir las leyes que apruebe la Asamblea. El Gobierno está con una estrategia golpista, la oposición está con una estrategia institucionalista.

Si el gobierno continúa así, ¿la oposición dejará de lado su estrategia institucional?

No, porque la oposición sabe que tiene la fuerza en los votos y la Constitución. La Asamblea Nacional puede volver a convocar a consultas a la población para hacer valer la voluntad de las mayorías en las decisiones colectivas.

¿Cómo puede cambiar el escenario si no está dispuesto a acatar leyes?
La Asamblea tiene el poder de remover ministros, de nombrar a miembros del TSJ, al fiscal y al contralor. Tiene un conjunto de poderes que el chavismo ha tenido inconstitucionalmente bajo su control, porque han aprobado, por mecanismos que no son constitucionales, a estos poderes públicos y por eso han vivido en dictadura todo este tiempo sin ningún balance de poder, y para ellos es inadmisible que exista el balance de poder.

¿Qué rol cumplen las Fuerzas Armadas hoy?
El rol es garantizar la seguridad de la Asamblea, de sus miembros y simpatizantes, y cualquier hecho de violencia del Gobierno (porque obviamente no hay violencia por la oposición porque no tendría sentido) es responsabilidad de las Fuerzas Armadas y del Gobierno.

¿Cree que las Fuerzas Armadas velarán por la paz del proceso?
Hasta el momento las Fuerzas Armadas se han comportado de manera bastante institucional. Habría que esperar que sigan así.

¿Qué impacto tiene la situación económica del país?
El año 2016 va a ser probablemente el peor año histórico en materia económica para Venezuela, y requiere de una conducción brillante de la política económica para que esto no termine en una catástrofe humanitaria. Pero no están dadas las condiciones para que este Gobierno maneje esta crisis. El presidente Maduro se escondió por nueve días, reapareció pasando unas leyes que muestran que no ha entendido las causas de la crisis y que no está haciendo nada por acotarla.

¿Por qué 2016 va a ser un año catastrófico?
El año 2015 fue el peor año de la historia de Venezuela. La caída del PIB más grande de su historia, de más de 10%, superior a la caída de 4% el año anterior. En 2015 el nivel de importaciones cayó drásticamente, pero en 2016 (como pintan las cosas) va a tener que caer aún más porque los ingresos petroleros han seguido cayendo significativamente, y en 2015 rasparon la olla. Liquidaron US$9.000 millones en reservas, se endeudaron liquidando activos, endeudando empresas del Estado en el exterior, y esas vías insostenibles de financiamiento del año 2015 no van a estar presentes en 2016. Además, en 2015 se financió acumulando cuentas por pagar por importaciones realizadas por el sector privado. Entonces en 2016 las importaciones van a tener que caer aún más, y como la economía venezolana es una economía tan ineficiente (con controles de precios por todos lados) el colapso de la producción que va a causar ese recorte de importaciones va a ser aún más dramático. Por eso Venezuela está en camino a una crisis humanitaria y requeriría un manejo brillante de la política económica para revertir esta crisis.

¿Y ese manejo brillante se ve imposible?
Ese manejo brillante es lo más alejado de lo que se pude lograr, o con este Gobierno o en medio de una crisis constitucional.

¿Cuál es el escenario a largo plazo?
El escenario a largo plazo es muy positivo, porque Venezuela quiere cambio, quiere que se acabe con esta locura, quiere regresar a la sensatez y a la normalidad de los países. Ahora, Venezuela y Cuba son los únicos dos países del hemisferio que tienen tipo de cambio múltiple, el diferencial entre el dólar oficial y dólar en el mercado libre es más de 120 a 1 (en Venezuela US$1 compra 9.000 litros de gasolina). Venezuela es una economía que está manejada a las patadas. Nicaragua, Ecuador y Bolivia tienen un solo tipo de cambio (o ninguno como en Ecuador) e inflación de un dígito. Venezuela es el único país que en 2015 tuvo más de 200% de inflación, y por el camino que vamos tendremos inflación de cuatro dígitos en 2016.

¿Cuál es el sentir de los venezolanos respecto a la situación actual del país?
Hay mucho entusiasmo en Venezuela por el cambio, y todas estas cosas que está tratando de hacer el Gobierno lo deslegitiman ante su propia gente, ante sus propios simpatizantes, salvo los más radicales. El Gobierno se está cavando una tumba política a pasos acelerados.

Share.

Leave A Reply