Donald Trump frente a un 2018 lleno de retos

2

Archivo

(01 de enero de 2018. El Venezolano).-  Algunos estiman que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se enfrente a un 2018 lleno de retos y que se cree que con mas dificultades que 2017, año que al final tampoco ha resultado ser tan “perfecto” como muchos republicanos esperaban.

El medio digital Miami Diario, afirma que cuando Trump asumió la Presidencia el pasado 20 de enero, el partido Republicano contaba con la mayoría en las dos cámaras del Congreso, por lo que todo hacía indicar que el empresario no tendría problemas en aplicar su programa electoral en su totalidad.

La sorpresa fue que la los republicanos en su totalidad no siempre han respaldado las promesas de un Trump que, a lo largo del año, ha visto cómo varias de sus medidas más controversiales se han ido quedando solo en propuestas ante la falta de apoyo por parte de algunos de sus compañeros de partido.

Destacan que por el momento, sus promesas de construir un muro en la frontera con México o de derogar la ley sanitaria del expresidente Barack Obama -conocida como Obamacare-, dos de los grandes pilares de su campaña electoral, no han dejado de ser “simples promesas”.

Trump solo ha obtenido una gran victoria legislativa en su primer año de mandato, esta ha sido la reforma fiscal que obtuvo los votos necesarios en el Congreso para ser sancionada, a pesar del rechazo unánime de la bancada demócrata, que la ha llegado a tildar de auténtico robo a las clases menos favorecidas del país.

Estiman que superar este complicado juego de equilibrios y apoyos en las dos cámaras del Congreso será, sin lugar a dudas, el principal reto de Trump en este 2018 que está a punto de comenzar y que, para complicar aún más las cosas al presidente, es año de elecciones, pues en el mes de noviembre, los estadounidenses elegirán a un tercio de sus senadores y a la totalidad de los miembros de la Cámara de Representantes.

Asimismo explican que las cuentas están más ajustadas en la cámara Alta, donde los republicanos cuentan con 51 asientos por los 49 de los demócratas. En este sentido afirman que la buena noticia para el presidente es que de los 33 asientos del Senado en liza en los comicios de noviembre, 29 están ocupados por la oposición, por lo que en realidad podría decirse que en estas elecciones los demócratas tienen mucho más que perder.

Mientras que en la cámara Baja, el panorama es distinto. con 432 puestos en juego, los republicanos temen pagar el precio en votos que generalmente supone el dejar atrás la oposición para instalarse en la Casa Blanca, lo que podría poner en peligro su actual mayoría de 239 escaños frente a los 193 de los demócratas.

En este sentido, al actual presidente le interesa mantener en la cámara baja una mayoría republicana unificada por la disciplina de partido para evitar las posibles embestidas demócratas exigiendo su destitución, ya sea por la trama rusa o por las acusaciones de acoso sexual que persiguen a Trump desde antes de ocupar el Despacho Oval.

Miami Diario agregó que el presidente deberá trabajar en mejorar su imagen entre los electores, pues, de no hacerlo no será sorpresa que algunos de sus compañeros de partido le den la espalda en asuntos delicados con la esperanza de no perder su asiento en el Congreso.

Indican que Trump cuenta apenas con la aprobación del 39,3 por ciento de los estadounidenses, de acuerdo con la media de los últimos sondeos analizados por la web Real Clear Politics.

Share.