Diálogo, divergencia y hambre, por Oscar Arnal

0
Diálogo, divergencia y hambre, por Oscar Arnal

Referencial

(28 de julio de 2016. El Venezolano).- ¿Dialogar para qué?: la fortaleza de la alternativa democrática está en que gana cualquier elección que se realice. Hoy hay un gran rechazo contra el oficialismo. Incluso 10% de quienes todavía se definen chavistas votarían contra Maduro según sondeos de opinión.  El gobierno pierde, por lo que el diálogo tiene que ser para lograr que no se puedan saltar ninguna elección prevista en la Constitución y en las leyes. La facilitación internacional será testigo de la conducta de los actores políticos y pondrá al descubierto las intenciones hegemónicas del gobierno. El oficialismo está contra las cuerdas y la presión debe ir hasta el final para lograr una salida electoral. En Polonia durante la época  Comunista la facilitación internacional y el diálogo condujo a unas elecciones en las que se barrió para siempre a la dictadura marxista. No aceptar el diálogo es quedar frente al mundo con una posición cerrada e intransigente. Dialogar es la oportunidad para plantear a fondo la liberación de los presos políticos y exigir soluciones a problemas tan apremiantes como la inseguridad, la escasez y la inflación.

Contrastes: la diferencia con el país latinoamericano que más se acerca al primer mundo, la podemos observar en una cuña del “Banco Estado” que se puede ver en CNN-Chile, que afirma que para que la nación progrese la empresa privada debe prosperar. Un banco que presta servicios financieros a particulares y empresas. Mientras en Venezuela hay una campaña sistemática en radio y televisión por parte del gobierno, que acusa al empresariado y a las empresas de guerra económica. Más pruebas las tenemos en las detenciones de empleados de la Polar, la toma abusiva de Kimberly Clark denunciada por Conindustria y los ataque del propio Maduro al Citibank la semana pasada, entre muchos otros. A las aerolíneas que se han ido en los últimos meses, incluyendo a Lufthansa, le sigue ahora Latam, que cierra operaciones este mismo mes. El gobierno sigue fomentando zozobra, cuando lo que se necesita es crear un marco de seguridad jurídica y de incentivos para atraer inversiones. Hasta Cuba lo está haciendo…

Hambre pareja: en un campamento vacacional de niños observé como el empleado que recogía los platos del almuerzo guardaba las sobras en un recipiente para llevar a su casa, y dar de comer a su familia… Vacaciones sin playa: el fin de semana pasado, que además era festivo, no hubo colas para trasladarse al litoral central. De Caracas a Los Caracas, a una hora pico, se rodaba sin ningún tipo de tráfico, lo que se ha hecho recurrente. La crisis también golpea la mínima recreación a la que se habían acostumbrado, quienes viven en el Distrito Capital, desde hace muchos años, especialmente cuando cesan las actividades escolares. Traslado, acomodación, toldo y comida, fuera del presupuesto, de una mayoría con el bolsillo pulverizado por la inflación más voraz del globo.

Las Convenciones partidistas en USA: han sido diametralmente opuestas. La Demócrata apela a una gran coalición con los hispanos, inmigrantes de las distintas regiones, afro-americanos, discapacitados, jóvenes, ambientalistas y a la diversidad sexual, al tener a la primera mujer como abanderada. Mientras tanto la Republicana puso su acento en el culto a la personalidad de Trump y a frases como el candidato de “la ley y el orden” y “hagamos a USA grande de nuevo”. Conclusión dos EE.UU: el de los Demócratas más plural e inclusivo. El de los Republicanos volcado a la seguridad interna y a la supremacía mundial.

Por: Oscar Arnal / La Patilla

Compartir .

Dejar respuesta