Día de las Madres en Venezuela: el homenaje al sacrificio en un país comunista

2

Foto: La Calle

(13 de abril de 2018. El Venezolano).- El Día de las Madres en Venezuela se celebra en medio de una profunda crisis social, económica y política del país. Las mujeres siempre han tenido un rol protágonico en las familias pero en la actualidad, lo tiene aún más. La mayoría, han optado por dejar de comer para que sus hijos no sufran los embates de una economía fracturada.

Los esfuerzos de las progenitoras en muchas oportunidades han sido insuficientes, no hay bolsillo que aguante la hiperinflación. A principios de este año, Cáritas aseveró que 68% de los infantes evaluados por la institución, presentaban índices de desnutrición ante la imposibilidad de comprar rubros como la carne, pasta, arroz, huevos, quesos y leche.

Ese es el caso de Ana Ríos, una abuela de 65 años que es como una mamá para sus cinco nietos. Toda la vida se ha dedicado a la limpieza de hogares, oficio con el que pudo sacar adelante a sus tres hijas, pero la situación cambió sin que ella se lo esperara. A duras penas, come una vez al día para que sus muchachos puedan alimentarse un poco más.

Lea también: ¡Farsa electoral! Bertucci busca votos regalando sopas y Maduro pide a chavismo unión

En casa de los Ríos sólo se comen granos, sopas y verduras. Cuando logran comprar arroz, la medida es exacta, “un poquito para cada quien”. Ante esto, su nieto mayor, Argenis, ha decidido llevar el almuerzo que algunas veces le dan en la escuela para repartirlo entre ocho personas.

El sacrificio de la señora Ana, le ha traído duras consecuencias. En múltiples oportunidades, le han dado mareos y dolores de cabeza que le produjeron el desmayo. A pesar de esto, no dudó en decir que no le importa pasar tanto trabajo mientras sus niños estén bien.

No sólo las madres que se encuentran dentro del país, sufren las consecuencias de una Venezuela en comunismo También hay quienes ha tenido que dejar todo atrás en búsqueda de un futuro mejor en tierras lejanas. Un claro ejemplo de esto, se evidencia en la frontera que une a la nación con Brasil, en donde las autoridades cariocas en Roraima, indicaron que han dado a luz 800 venezolanas desde enero de 2017 hasta la fecha.

Un gran parte de las madres que huyeron del hambre, la desidia y la incertidumbre, mandan remesas para que sus seres queridos no padezcan, a mayor escala, las consecuencias de vivir en un régimen dictatorial. Según la firma Datos, más del 15% de los venezolanos, reciben ayuda financiera del exterior debido a que los salarios no son suficientes para cubrir las necesidades más básicas. También les son enviados productos alimenticios e higiénico con un valor aproximado de 100 dólares.

MADRES DE LIBERTADORES 

El sacrificio no sólo se ve representado en las madres que dejan de comer para darle algo a sus hijos, sino también en aquellas que los perdieron en pro de la libertad y la justicia. Esas que no se cansarán hasta ver a la Venezuela que alguna vez soñaron esos jóvenes que perdieron la vida en mano de la violencia gubernamental.

Lea también: ¡Tiranía criminal! Hija de ganadero asesinado en Táchira aseguró que a su papá lo mató la FAES

Hay una lista sin fin de nombres de esas madres que no han desmayado en su lucha por conseguir justicia para así tener paz. Rosa Orozco, Yamile Saleh, cuyo hijo se encuentra en prisión desde hace casi cuatro años por hacerle frente a la tiranía de Maduro, Glenis Araca, madre de Daniel Queliz, la cual se quitó la vida el pasado 1ero de mayo al no soportar el dolor por la pérdida de su único retoño, entre muchas otras que no deben quedar en el olvido de la memoria corta del venezolano.

Foto: Nina Gabriella Bortolussi

EL LARGO CAMINO 

Las madres venezolanas no sólo se han tenido que enfrentar a la represión y el hambre. El transporte se le ha sumado a sus listas de preocupaciones. En las zonas rurales del país, se visualizan como estas caminan largos kilómetros para llevar a sus hijos a las escuelas.

La falta de transporte es tanta en algunas zonas del país, que tienen que cruzar vías peligrosas con sus pequeños hijos, exponiéndose así a atropellos, inseguridad, entre otras problemáticas. Tal fue el caso de un hombre que perdió a su hijastro en la autopista Variente de Carabobo al no poseer el efectivo suficiente para costear el autobús o en su defecto, el camión encava.

 

Share.