¿Cuál es la prioridad?, por César Miguel Rondón

0
Foto: referencial

Foto: referencial

(06 de octubre de 2016. El Venezolano).- Antier lunes comenté, con dolor y no poca rabia por la impotencia, la muerte del niño de un año Junior González, en una humilde barriada de Maracaibo. Murió de hambre, su madre no tenía cómo darle de comer. Hoy leo, en un despacho de Associated Press, el drama de una niña que tuvo un raspón en la rodilla y se infectó. Pero como no se consiguen los antibióticos necesarios, la niña está en riesgo de morir. Una criatura de apenas 3 años. Vivimos una situación tan precaria en el país que un simple raspón en una rodilla puede ser mortal. “No conozco ningún otro país donde las cosas se hayan deteriorado tan rápidamente y a tal extremo”, expresó Rafael Pérez Escamilla, profesor de Yale University School of Public Health (Facultad de Salud Pública de Yale University), quien ha trabajado en América Latina y África. “El sistema de salud de Venezuela era un modelo para América Latina. Pero se ha deteriorado a tal grado que no se consigue una atención básica”.

Pensar que alguna vez fuimos modelo para América Latina en salud pública, en educación, en convivencia pacífica, en democracia. Éramos el modelo para América Latina y ahora somos la vergüenza de América Latina. ¿En qué nos destacamos? Hoy El Nacional informa en primera página que somos el país más corrupto del continente, y nuestra economía es la peor.

Pero estas noticias tan terribles y dramáticas no hacen mella en el ánimo del cada vez más voluminoso presidente de la república. Este ayer estaba de fiesta. Recibió a unos actores de Hollywood –a los que supongo les habrá pagado unos cuantos dólares– y, entre risas y chistes, soltó algo que no tiene nombre: “Las elecciones no son prioridad”.

Las elecciones son la marca de la democracia, el pueblo es el que decide. Mas para Maduro la decisión del pueblo ni es importante ni es prioritaria. Danny Leguízamo, analista en Konzapata.com, destacó un grave detalle en la cadena presidencial del lunes: “La guinda de la torta la puso el presidente cuando confesó, involuntaria o intencionalmente: ‘Si yo no hubiera dictado el decreto de emergencia económica esa Asamblea Nacional me hubiera atado las manos’. Y eso tiene una sola lectura: confesó Maduro que sus decretos solamente le sirven para escaparse del constitucional control al que debe estar sometido por parte del Parlamento. Era mentira lo de tomar medidas para salir de la crisis, de haberlas tomado en pos del saneamiento económico, hoy no tendríamos todos los controles que el lector sabe que tenemos. O lo militares usando el uniforme para repartir bolsitas con productos de la cesta básica haciéndonos recordar a todos que el socialismo, Hugo Chávez y su hijo son lo peor que le pudo haber pasado al castellano y a Venezuela”.

Ayer Maduro va más lejos y vuelve añicos la Constitución: “La prioridad no es hacer elecciones, la prioridad en Venezuela es recuperar la economía, atender al pueblo, seguir desarrollando la educación, la vivienda, no estar haciendo elecciones”. Eso lo dijo en su programa En Contacto con Maduro. “Aquí está clarito el cronograma electoral, 2018 elecciones presidenciales. Aquí está clarito ¿o alguien tiene dudas? ¿Cuál es la prioridad de un país? ¿Cumplir los caprichos de una oligarquía o recuperar la economía? ¿Cuál es la prioridad? ¿Atender al pueblo, superar el rentismo petrolero, recuperar los precios del petróleo? ¿Cuál es la prioridad?”.

La prioridad, Maduro, es respetar al pueblo. Constitucionalmente tiene que haber elecciones para gobernadores este año, esa es la prioridad. Constitucionalmente tiene que hacerse un referendo revocatorio este año, esa también es la prioridad. Las elecciones sí son prioritarias, Maduro. Porque mediante elecciones el pueblo corrige los errores, los desmanes, impone límites y decide. Cuando usted dice que la prioridad es recuperar la economía, ¿quién acaso la destrozó, si no fue usted y quien le antecedió? ¿Quiénes acaso destrozaron al país, si no fueron ustedes?

¿Que cuál es la prioridad? Pues, la prioridad es salir de usted, Maduro, y de su nefasto gobierno.

Por César Miguel Rondón/El Nacional

Compartir .

Dejar respuesta