Conversación de generales, urgente Asamblea Nacional, por Armando Martini

0

Archivo

(22 de mayo de 2017. El Venezolano).- Este martes 23 de mayo es un deber de patria, y como punto principalísimo, sea debatida por los diputados la gravísima denuncia, hecha en los medios impresos y redes sociales nacionales e internacionales, sobre el audio de una presunta conversación entre generales, en la cual se propone adiestrar francotiradores para arremeter contra los manifestantes.

Venezuela y el mundo deben conocer esta discusión entre generales, leer detenidamente y en detalle su transcripción que ya es del dominio público. En ninguna parte queda claro, por ejemplo, ¿cuál es el objetivo militar de tal decisión, para qué francotiradores en acciones de control de orden público?

Pareciera significar, a juzgar por las frases, que la Fuerza Armada Nacional no logra comprender la magnitud de la problemática actual y mucho menos la rebelión social, como un tema sociopolítico que afecta a cada militar como integrante de la sociedad, miembro de una familia; que no tiene la menor preocupación ni consideración por quienes según la Constitución y la moral fundamental deben proteger, para eso existen.

Según el contenido, esos generales carecen de todo sentimiento ciudadano y consideran a los manifestantes en la calle no como compatriotas, sino como enemigos. Lo que es peligrosísimo.

Más allá de las leyes, es un coloquio que entristece, decepciona, muestra a los castrenses a manera de fuerza de ocupación, como la Wehrmacht y las SS nazis que invadieron los Países Bajos, Dinamarca y Francia en la Segunda Guerra Mundial asesinando a mansalva. Si así deliberan los generales, profesionales con más de cuarenta años y comando de tropas, ¿qué queda para los oficiales intermedios, subalternos y grupos a su mando?

¿Qué piensan sus esposas, hijos y familiares cercanos? ¿Qué puede suponer la ciudadanía de quienes juraron ante la bandera defenderlos contra los enemigos y ahora discuten prepararse porque consideran que los adversarios a los cuales hay que liquidar con precisión profesional son los mismos ciudadanos?

La tertulia parece que fue en la sede de la Zona Operacional de Defensa Integral de Lara, y gira en torno a un planteamiento sobre la necesidad de utilizar francotiradores para proteger a los uniformados que están al frente de la represión de las protestas. ¿Qué buscan, no les basta con la ya odiada y desprestigiada imagen?.

En el audio se logra escuchar -con dificultad- a un oficial decir: “Va a llegar un momento donde vamos a tener que emplearlo y quiero que estemos preparados para el momento en que tengamos que emplearlo, porque el Presidente no se va a quedar nada más en una fase verde señores. Ya él firmó una banda de operaciones y lo que yo dije aquí con el comandante Reyes, esto no va a ser por el día 19 de abril ni una semana más después. Pudiéramos estar al comienzo de una guerra subversiva urbana y allí vamos a ir avanzando únicamente nosotros, la Fuerza Armada, porque el pueblo en lo que vea, sea de cuál sea el pueblo de oposición o revolucionario, en lo que comiencen a ver muertos, porque hay muertos y aparecen muertos, todo el mundo se queda en sus casas señores, se van a acordar de mí, se van a acordar de mí y la Fuerza Armada es la que va a tener que solucionar este peo. Entonces váyanse preparando con esos efectivos militares que pudieran hacer las veces de francotiradores…”. Por si acaso el general no se ha enterado, ya comenzaron los muertos, 48 hasta ayer, y la gente no se está quedando en sus casas, sigue en la calle con o sin francotiradores entrenados.

En el aterrorizante encuentro, entre otras revelaciones se deja en evidencia no solo la intención de utilizar especialistas en tiro de precisión en la represión y el control de orden público, sino además la improvisación con la que la FANB está intentando controlar las manifestaciones populares. “Mi general disculpe que lo interrumpa, no estamos entrenados… No estamos entrenados ¿sabe por qué no estamos entrenados? Porque hemos descuidado mucho nuestras funciones por atender actividades colaterales…”.

Manifiestan preocupación porque Venezuela está ante el inicio de una guerra urbana: “La tendencia, el escenario internacional es que no va a ser así, aquí van a seguir hasta que se justifique la intervención porque hay un tema de energía, hay muchos, entonces no nos caigamos a coba, nosotros vamos a pasar lamentablemente, nos tocó a nuestra generación vivir este conflicto y tenemos que asumirlo a la altura de lo que nos está exigiendo nuestro país. Esto es el comienzo, señores, de una guerra lamentablemente”.

Los francotiradores no son héroes románticos como en las películas, son hombres especialmente entrenados para ultimar a sangre fría en guerras, aunque también las mafias y pandillas de delincuentes que asolan a Venezuela, y contra quienes poco o nada se actúa, tienen sus asesinos especializados.

No existe excusa para dejar desatendida esta comprometida, delicada e insólita grabación que, de ser cierta, seria criminal. Los ciudadanos exigimos que este punto sea tratado de urgencia para que se citen a los involucrados y se esclarezca este hecho.

Si los militares venezolanos tienen, por lo escuchado e incluso por lo visto en las calles de varias ciudades del país, la misma catadura de los militares libios y sirios, entonces sí, amigos, militares, estamos al borde de una guerra civil. Ya no sólo por un enfrentamiento masivo de ciudadanos en rebelión contra el despiadado régimen que pone a sus militares a disparar contra su propio pueblo, a traicionar el pensamiento y reflexión del Libertador que tanto mencionan, actuar como chácharos de Castro y Gómez, es inevitable, es una maldición, esperar que este conflicto estalle y derrame la sangre de todos.

Descifrando la conversación, para eso se están preparando. ¿Acaso no recuerdan lo que lograron cuando fueron sacados a la calle a controlar el “Caracazo”? ¿Las fosas comunes de “La Peste” no retumban en la conciencia?

Habría que preguntarse ¿qué clase de purga ha hecho el castro-madurismo en Venezuela? ¿Por qué hay militares detenidos o confinados, mientras los que siguen activos discuten la necesidad de situar francotiradores?

Son preguntas terribles con respuestas espeluznantes.

Escrito por: Armando Martini / La Patilla

 

Share.

Leave A Reply