¡Continúa el dilema! Empresa privada se debate entre aceptar o rechazar subsidio de salario mínimo

1

(Foto referencial)

(10 de septiembre de 2018. El Venezolano).- Lejos de generar confianza, las medidas económicas recientemente aplicadas por el régimen de Nicolás Maduro solo han generado dudas e incertidumbre al sector privado. Desde el aumento salarial a mil 800 bolívares soberanos hasta la disposición del Ejecutivo de asumir el diferencial de las nóminas de las empresas públicas y privadas.

“Esta iniciativa de cubrir el aumento de tres mil 364,2% ha generado un dilema entre los empresarios privados al decidir si permiten o no la subvención, que le daría al Gobierno poder sobre las empresas”, indica Héctor Benavente, consultor estratégico empresarial.

A su juicio, aquellas empresas que reciban dinero público pueden ser auditadas por el Estado, lo que le daría poder al obtener control parcial o total de éstas. Entonces, al tener que discernir entre optar o no por el subsidio, “es importante también hacer un análisis a fondo del impacto del aumento de salario en las finanzas, en especial el flujo de caja y la evolución en el tiempo, no solo el primer mes“.

Lea también: ¡Ya es un hecho! Nuevo salario mínimo está publicado en Gaceta Oficial

Para Benavente, es importante estudiar la estructura y sector donde se opera para poder tener una idea clara del riesgo que representa el financiamiento gubernamental. Pero su recomendación es clara y pragmática: en caso de no ser necesario el uso del subsidio (para la viabilidad de la empresa), no se recurra a él, ya que los riesgos son mayores que los beneficios.

El también Fundador y CEO de Kairos Consulting Group es optimista y no ve inconvenientes en el nuevo incremento salarial. “A mediano y a largo plazo, con la inflación y subida del dólar paralelo, esto no será problema. El impacto que va a tener será en el aumento en los costos de la empresa y en el aplanamiento de la escala salarial que muchos empleados no entenderán”.

“Lo normal es que muchos empleados arranquen en salario mínimo y desaparezcan las escalas salariales, por lo que se recomienda otorgar una bonificación en moneda dura a quienes ocupan puestos claves, pues conservar el personal esencial de una empresa es la mejor inversión”, explica el especialista.

Lea también: ¡Desastre chavista! La inflación de agosto superó la barrera del 200%

Benavente resalta la importancia de contar con la consultoría estratégica para planificar y crear escenarios que permitan tomar acción a la medida de la velocidad de la hiperinflación. “Se prevé más inflación, más controles, más escasez. Lo que vivimos hasta ahora fue el entrenamiento. Ya empieza el verdadero maratón y la parte más dura de la hiperinflación”.

Héctor Benavente estará el 13 de septiembre en el WTC de Valencia para conversar sobre este tema en su ponencia de Estrategias y Finanzas en el evento: “Hiperinflación, Cómo sobrevivir hoy y crecer mañana”, más info en: http://bit.ly/WTCValencia y a 58 0424 4926318

Share.