Conozca quién era el técnico aeronáutico venezolano fallecido en tragedia Chapecoense

0
Foto: La Patilla

Foto: La Patilla

(02 de diciembre de 2016. El Venezolano).- Esta es la historia de Ángel Eduardo Lugo Ugas, el único venezolano en la lista de las 71 víctimas de la tragedia de Chapecoense. Contaba con 29 años y se desempeñaba como técnico aeronáutico dentro del avión de LaMía que transportaba al equipo de fútbol brasileño hacia Colombia este lunes, reseñó Noticia al Día.

Lea también: Venezolano fallecido en tragedia del Chapecoense será repatriado este viernes

La pasión de Ángel Eduardo, fue contada por su primo Miguelangel Lugo Moncada, quien a su vez hace referencia a las anécdotas contadas por la novia y demás familiares del joven venezolano, explica que tuvo gran admiración hacia este club de guerreros, pues lo veía como ejemplo de superación. De hecho, logró compartir con ellos y los apodó como solo un venezolano lo haría: “los panas de Chapecoense”.

A pesar de haber nacido en Carúpano, estado Sucre, se mudó desde muy temprana edad a San Antonio de los Altos, en el municipio Los Salías. Ahí comenzó a jugar béisbol. Hizo su mayor esfuerzo, según cuentan sus allegados, pero no logró convertirse en pelotero.

Aun así, fue un admirador ferviente del deporte, especialmente del fútbol americano y el soccer. “Era súper hincha de los rojos del Caracas CFC y del Barcelona FC, además de un fiel seguidor de nuestra Vinotinto. Se volvió un comentarista, pero aficionado, sólo en casa. Tanto que tenía su criterio y cuestionaba todo, pues eso hacen los mejores”, cita su novia, una joven caraqueña con quien mantenía relación desde hace unos 5 años.

Su amor por la aeronáutica nace cuando cursaba 4to año de bachillerato, se topó con un Ingeniero Aeronáutico que le contó que parte de su trabajo era viajar por el mundo. Considerándolo desde ese enfoque, no le pareció mala idea desear convertirse en uno. Así que cuando decidió iniciar su carrera profesional, en lugar de esperar un año para ingresar la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde realmente quería estudiar, se avocó a esa idea que materializó dentro de las aulas de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas (Unefa).

Lea también: A gritos técnico de vuelo de LaMia llama a su tripulación mientras es rescatado

Su sed por el aprendizaje era insaciable, por lo que durante su tiempo libre buscaba instruirse en el inglés, a través de la música, el alemán, el francés, y hasta “hacía como si hablaba portugués”.

Lugo ya había dedicado 5 años al área de Aviónica como Ingeniero y Técnico, su experiencia abarcaba a la planificación de mantenimiento e Ingeniería de Soporte Técnico. Los últimos dos años estuvo residenciado en Bolivia, donde laboraba para la aerolínea de origen venezolano, la misma que notificó sobre el fatídico accidente.

“La primera en enterarse fue su novia, también ingeniera aeronáutica y quien estaba en Inglaterra. Ella recibió la llamada telefónica de la aerolínea y enseguida avisó a mis tíos”, cuenta Lugo Moncada que al ver las noticias jamás imaginó que su primo sería parte de este suceso que enlutó a más de 70 familias y conmocionó al mundo entero.

Entretanto, Mercedes Ugas, su madre y su hermana Vhanessa, viajaron a Colombia para iniciar el proceso de repatriación de sus restos en un vuelo comercial de la aerolínea Avianca. Para esta tarde se espera que finalmente lleguen a la capital del país, donde demás familiares y amigos lo acompañarán en su pasión, en la capilla de la Carlota, vistiendo ropa deportiva de sus equipos favoritos en el fútbol y el béisbol.

Compartir .

Dejar respuesta