Conozca por qué en EEUU la investidura del presidente se realiza un 20 de enero

0

Referencial

(19 de enero de 2017. El Venezolano).- Este 20 de enero, EEUU estrenará nuevo presidente, sin embargo la investidura inicialmente no se realizaba para ese mes sino para marzo.

En los comienzos de los Estados Unidos la juramentación del presidente y del vicepresidente tenía lugar el 4 de marzo, una tradición que comenzó con la segunda toma de posesión de George Washington en 1793. La elección de esta fecha no fue casual. En 1789, el Congreso de EEUU se había reunido por primera vez en la historia en esa fecha.

La costumbre no se siguió en cinco ocasiones debido al fallecimiento de William H. Harrison y Warren G. Harding -que fueron sustituidos por John Tyler y Calvin Coolidge- y el asesinato de Abraham Lincoln, James A. Garfield y William McKinley -sustituidos por Andrew Johnson, Chester A. Arthur y Theodore Roosevelt, respectivamente-. En el caso de Zachary Taylor, Rutherford B. Hayes y Woodrow Wilson, sus investiduras no ocurrieron el 4 de marzo por que era domingo.

Lea también: Conozca qué enfrentará Donald Trump en materia de seguridad de EEUU

La crisis económica de 1929 afectó también a la política. La grave situación hizo que la modificación constitucional se convirtiese en una auténtica necesidad: no podía pasar tanto tiempo entre las elecciones de Estados Unidos y la investidura presidencial. Por lo que se aprobó la Enmienda XX de la Constitución de los EEUU, ratificada el 23 de enero de 1933.

La Vigésima Enmienda  tenía como objetivo reducir la cantidad de tiempo entre la elección del presidente y el Congreso, y el comienzo de su mandato.  Tras la reforma de la Constitución, la segunda investidura de Franklin D. Roosevelt tuvo lugar el 20 de enero de 1937. Desde aquel año la toma de posesión en EEUU se realiza tradicionalmente en esa fecha.

Aunque, como ocurrió con el 4 de marzo, también ha habido excepciones. En 1945, por ejemplo, Harry S. Truman juraba su cargo como presidente el 12 de abril tras el fallecimiento de Roosevelt, a causa de un infarto cerebral. El asesinato de John F. Kennedy, en Dallas (Texas), también provocó que su sustituto, Lyndon B. Johnson, tomara posesión un 22 de noviembre de 1963.

Lea también: Maduro pide a Dios porque política de EEUU cambie con la llegada de Trump

Pero no siempre la muerte provocó un cambio en la costumbre de investidura tras las elecciones de Estados Unidos. El 9 de agosto de 1974, Gerald R. Ford juró el cargo después de que Richard M. Nixon renunciara por el escándalo del Watergate.

Once años más tarde, Ronald W. Reagan era investido como presidente de EEUU el día 21 de enero dado que la toma de posesión tradicional caía en domingo. Como curiosidad, esa investidura fue la más fría de toda la historia. Washington D.C. registró una temperatura de -13ºC.

En la historia de esta conmemoración, solo Franklin Pierce prometió su cargo en lugar de jurarlo. En la mayoría de los casos, la investidura incluye una Biblia y el uso de la fórmula “que Dios me ayude” para finalizar el acto. Únicamente John Quincy Adams y Franklin Pierce evitaron la tradición religiosa, al prometer o jurar el cargo sobre una Constitución.

Share.

Leave A Reply