Circo sin pan, por Antonio Urdaneta Aguirre

0
Referencial

Referencial

(12 de noviembre de 2016. El Venezolano).- Es probable que alguna vez haya escrito un artículo con ese mismo título. Sin embargo, me cuesta recordarlo. Y es que más de una vez las tracalerías gubernamentales, cuando pretenden que el pueblo se olvide de las penurias de las cuales el régimen es absolutamente culpable, se manifiestan en la antiquísima escena del “pan y circo”; es decir, comida y diversión o entretenimiento.

Es lo que ha querido repetir Nicolás Maduro, el actual y más monstruoso dictador que hemos conocido los venezolanos. ¡Un verdadero tirano de temer; porque además es inescrupuloso para mentir descaradamente y para manipular a la gente! Dado el caos casi irreversible que el susodicho ha promovido y desarrollado en Venezuela, ahora pretende encandilar al pueblo con una Navidad decretada por él, a partir del primer día de noviembre. ¿Será que el muy escaso de intelecto personaje, dada su crasa ignorancia para resolver problemas, lo conduce a suponer que los pobladores de este país pueden convertirse en bonchones, muertos de hambre?

Como él y su entorno de cómplices comen bien y beben mejor, tienen todas las comodidades que permiten la riqueza y el poder, desconocen lo que es un estómago vacío. Ni una ligera idea tienen sobre lo que significa vivir en la miseria, buscando algo que comer en los basureros del aseo urbano. Si el objetivo es entretener al pueblo, otra vez Nicolás Maduro demuestra su escaso conocimiento con respecto a la idiosincrasia de los venezolanos. ¡Bueno, es lógico que así ocurra, porque su carencia de recursos cognitivos es integral: tiene el cráneo vacío!

He conversado con mucha gente pobre y con los que hoy se están empobreciendo, y mantienen una actitud militante de repudio a Nicolás Maduro; gente que siempre estuvo cerca de lo que llaman ellos, despectivamente, el chavismo. En una de esas conversaciones, una otrora fanática de la mal llamada revolución –debería denominarse involución–, con evidentes signos de rabia y frustración, sentenció: “Nicolás Maduro, traidor a todas las esperanzas que teníamos con relación al proceso que él asesinó, lo que debe hacer, con ese decreto de la Navidad, es enrollarlo muy bien, como decía Chávez, y utilizarlo como supositorio.” ¡Sobran las palabras!

Por: Prof. Antonio Urdaneta Aguirre / @UrdanetaAguirre

Share.

Leave A Reply