China estaría analizando su relación con Venezuela por la crisis y la inseguridad

2
Foto: referencial

Foto: referencial

(12 de septiembre de 2016. El Venezolano).- Un trabajo especial del The Wall Street Journal refleja la crisis que vive Venezuela con respecto a las alianzas que han creado con China, donde estos pasaron la última década forjando una alianza estratégica con Venezuela, un país con unas de las reservas de crudo más grandes del mundo

Señalan que dicho país se enfrenta a una montaña de cuentas sin pagar y una creciente inseguridad para sus ciudadanos y empresas con oficinas en Venezuela. Aseguran que el gobierno chino ha emprendido un amplio replanteo de su alianza con un país al que le ha prestado US$60.000 millones.

Lea también: El país se hunde y el régimen firma convenio con China para 50 mil moto cavas

Ante esto existen pocas probabilidades de que Venezuela pueda seguir obteniendo prestamos de China, planteando la posibilidad de recortes de gastos más profundos y más escasez en el país petrolero o una cesación de pagos sobre más de US$110.000 millones en deuda del gobierno y de la petrolera estatal PDVSA.

Durante reuniones que se desarrollaron entre abril y junio el enviado de Beijing en Caracas expresó preocupaciones sobre seguridad y el pago de deuda de Venezuela.

Reseñan que tomaron como decisión que no se iba a invertir nuevo dinero. Al tiempo que indicaron que las empresas Chinas estaban trasladando a sus empleados a Colombia y Panamá por los altos índices delictivos en Venezuela y porque muchos proyectos liderados por China estaban en un punto muerto.

Se pudo conocer que el Partido Comunista de China a invitado al menos tres legisladores de la oposición venezolana y otros consultores a Beijing, con el propósito de discutir sobre un gobierno de transición y un plan de recuperación para darle la vuelta a la economía de peor desempeño del mundo, según varias personas al tanto de las conversaciones.

Resaltan que  Venezuela aún le debe a China US$20.000 millones de los US$60.000 millones que le prestó, según las fuentes, y al país asiático le preocupa la corrupción y la malversación de los fondos destinados al desarrollo. Indican además que estos buscan  una garantía de que sus inversiones en el país latinoamericano sean respetadas por la oposición en medio de un rápido deterioro de la situación, con disturbios diarios por alimentos y delincuencia rampante.

Sobre todas estas denuncias el  Ministerio de Relaciones Exteriores de China negó en una declaración escrita que esté reconsiderando su relación con Venezuela. Agregó que el gobierno chino ha recordado repetidamente a sus ciudadanos y empresas en el país que estén más atentos sobre los riesgos de seguridad. Los préstamos que entidades financieras chinas han proporcionado, señaló, fueron motivados por razones comerciales y han arrojado beneficios prácticos para las dos partes.

Explican los regios de seguridad que corren los chinos en Venezuela, una comunidad de comerciantes que desde hace tiempo está establecida en el país. Este grupo se ha convertido en blanco de secuestradores y bandas extorsivas, lo que ha llevado a que muchos dejen el país.

Aseguran que muchos han regresado a su país y los que continúan en Venezuela llegados raramente se atreven a salir de donde viven y trabajan.

Para leer el trabajo completo pulse aquí 

 

 

Share.

Leave A Reply