Cataluña comienza una semana llena de dudas

1

Archivo

(30 de Octubre de 2017. El Venezolano).- La diatriba continuó la semana pasada en Cataluña cuando el Parlamento aprobó la independencia pero el Gobierno español respondió disolviéndolo y convocando a elecciones.

Por tal razón, Cataluña entró este lunes en una semana de incertidumbre, con un Gobierno independentista destituido que podría insistir con su proyecto de “República Catalana” mientras el Gobierno español se dispone a tomar las riendas del poder.

Invocando el artículo 155 de la Constitución que le permite suspender la autonomía catalana, el jefe del Gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, adoptó una serie de medidas para tomar el control de ese territorio del noreste de España, que tiene un tamaño comparable al de Bélgica.

Lea también: Mariano Rajoy disuelve el Parlamento y convoca a elecciones

El presidente independentista catalán destituido el viernes por Madrid, Carles Puigdemont, había llamado el sábado a sus seguidores a oponerse pacíficamente a su implementación. Oficialmente Puigdemont perdió sus poderes y la fiscalía española prevé iniciar esta semana un proceso judicial en su contra por “rebelión”.

“Estamos a la espera de qué hace el ‘govern’” de Puigdemont el lunes, explicó a la AFP un responsable de una organización independentista. “Si se creen ellos mismos que son el ‘govern’ de la República, entonces nosotros saldremos a protegerlos, pero si no hacen nada, tendremos que ver qué hacemos”, agregó el responsable, que solicitó el anonimato.

“La clave de todo es que vayan a sus oficinas a trabajar. Eso será la señal clara”, agregó.

Desde primera hora de la mañana, numerosas cámaras esperaban la llegada de Carles Puigdemont ante la sede del Gobierno regional, donde todavía ondeaba la bandera española.

Lea también: Parlamento de Cataluña aprobó una resolución declarando la independencia

Otro responsable del independentismo anticipa por su parte “una especie de guerra psicológica”.

“El Gobierno de la República no tiene capacidad de imponerse (…) pero ahora toca luchar contra el 155, seguramente de manera más simbólica, pero demostrar que el Estado también es débil en este territorio y tampoco puede imponerse al 100%”, agregó.

La independencia proclamada el viernes no fue reconocida por ningún Estado en el extranjero y el domingo fue impugnada en las calles de Barcelona por cientos de miles de manifestantes que defendieron la unidad de España.

Todos están ahora a la espera de saber cuál será la actitud de los 200 mil  funcionarios que se supone pasarán a estar a las órdenes del poder madrileño. El domingo, el vicepresidente catalán destituido Oriol Junqueras dijo que Puigdemont “es y seguirá siendo el presidente” catalán.

 

Share.

Leave A Reply