Carnet de la patria o del chantaje, por Emiro Albornoz

0

Referencial

(30 de enero de 2017. El Venezolano).- Es doloroso ver lo que es capaz de hacer este régimen comunista, desolador, destructivo, infecundo e incapaz con todo un pueblo. El sainete montado por Nicolás Maduro con el fulano carnet de la patria es una demostración fehaciente de cómo pretenden chantajear o conquistar el favor del pueblo venezolano mediante este instrumento.

El carnet de la patria es la reedición de la estrategia política de las misiones de Hugo Chávez, montadas con el asesoramiento del régimen comunista venezolano en los tiempos de la puesta en marcha del referendo revocatorio contra Hugo Chávez, proceso que fue suspendido una y otra vez por el Consejo Nacional Electoral, siguiendo instrucciones del gobierno, hasta que llegara el momento en que las encuestas le confirmaran que saldría airoso por la “compra” de unos cuatro millones de venezolanos con pensiones express y otras dádivas. Hasta malvivientes se hicieron acreedores de ese beneficio.

Pero si algo ha quedado claro con el inicio de la carnetización es que Venezuela es una enorme legión de desempleados y pedigüeños porque los centenares de personas menesterosas que se observan en las plazas principales de las ciudades llevan cerca de una semana en esos sitios, aguantando hambre y necesidades para no perder sus cupos en las colas.

Es lo mismo que sucede hoy día. El organismo comicial, ha violado la Constitución. Las llamadas “comadres” del ente electoral se han hecho las locas con la obligación de convocar en el mes de diciembre del 2016 las elecciones de Gobernadores y Diputados a los Consejos Legislativos Regionales como bien lo pauta la Carta Magna, y en lugar de ello anunciaron en el mes de octubre que las mismas se realizarán a finales del mes de junio del 2017.

Ya va a expirar el mes de enero, límite para que se puedan realizar las elecciones a finales del primer semestre del año, como lo afirmara la Rectora Presidenta del CNE y no hay señales algunas de que quieran realizarlas. Nicolás Maduro no quiere elecciones regionales, al igual que no quiso someterse al escrutinio del pueblo con el también pateado referendo revocatorio, porque sabe que el partido que lo sustenta en el poder no ganará una sola Gobernación en todo el país porque su impopularidad se encargará de derrotarlos , y esa es la principal razón de ser del surgimiento del carnet de la patria.

Con este fraudulento carnet le anuncian al pueblo que serán resueltos sus problemas de alimentación, de salud, de inseguridad y otras necesidades que daría una razón de ser al tristemente célebre e inservible Vice Ministerio para la Felicidad Suprema de la patria, creado hace unos dos años aproximadamente para enchufar más gente afecta al proceso revolucionario, pero dilapidando los pocos recursos que ya le quedan a este país.

Y debe haber mucha gente que se crean el cuento de que van a resolver sus problemas de alimentación y salud en un país donde el desabastecimiento de alimentos supera el cincuenta por ciento y el de medicinas el 85 por ciento, con tendencia a que estas fallas se incrementen mucho más en el transcurso de este año 2017 porque Venezuela está quebrada y el Gobierno no tiene dinero para seguir con el ritmo de importaciones de otros tiempos cuando el petróleo alcanzó elevados precios de venta. Pero la mayoría está clara y dicen que agarran lo que les den y después cobran.

Maduro ha reiterado en su más reciente Domingo con Maduro esta perla: “El carnet permitirá atender de forma directa las necesidades específicas de cada localidad y cada ciudadano, para priorizar el alcance de las diversas misiones en función de estas demandas. Hay que resolver las necesidades de forma directa. La felicidad se construye todos los días, porque las necesidades siempre estarán surgiendo”. Pero su aliado del partido comunista, Carlos Aquino, no le cree y le aseguró a Vladimir Villegas que este carnet puede ser utilizado como una herramienta de exclusión y criticó que el gobierno haga “enormes inversiones” en recursos financieros y humanos para producir estos carnets y los venezolanos no tengan hoy en día cómo sacar la cédula.

Mientras tanto, Leonardo Padrón, con su fina ironía publicó en un twitter lo que es el carnet de la patria: “Dame tu firma, toma tu Clap. Canjeo hambre por votos”.

Por Emiro Albornoz

Share.

Leave A Reply