¿Campaña de terror?, por Israel Fernández Amaya

0
IMG_3218-5

Referencial/ EfectoCocuyo

(27 de noviembre de 2015. El Venezolano).- Sin considerar el triunfo de Macri en Argentina, hecho esperado, pero sí la mecánica electoral y el sentimiento democrático de un pueblo que salió en un 80 por ciento de los electores a confirmar la fe en la democracia y la alternancia en el poder. Tal jornada se centró en una garantía absoluta de imparcialidad del órgano electoral argentino, sin voto por máquinas, pero con una organización y respeto al electorado que decidido se presentó en una segunda vuelta a manifestar su escogencia y en juego claro, así lo hizo.

Lea también: Dirigente político opositor fue asesinado durante concentración de Lilian Tintori

La campaña del oficialismo argentino para esta segunda vuelta, fue el miedo, manipulando a los sectores necesitados con el capitalismo, etc. El mismo cuento de Maduro y Diosdado, pero con una agravante inmensa; estos hacen campaña de terror. Sí, ese terrorismo de Estado basado en el peculado en todas sus formas: utilizando los medios del Estado sean radiofónicos, televisivos o impresos. Controlan y cercenan la libertad de expresión, encarcelando opositores. Todo en una aberrante impunidad. El colmo del terrorismo del régimen, es la violencia física, las amenazas y hechos reales de muerte o destrucción. Sobrepasan los límites de la racionalidad, en un espectáculo grotesco y degradante.

En todo caso, esta decisión del 06/12/15, va más allá de la escogencia de los miembros de la Asamblea Nacional, pues aun cuando el amedrentamiento a funcionarios públicos, incluidos los del CNE, es una realidad, la carga de frustraciones, de desespero social que vive el venezolano común no participante de esta orgía de corrupción, sabe que el voto es la única defensa de su dignidad. Pero además sabe, que la lucha es entre la honestidad y el delito que se enseñorea en el poder del PSUV y quienes lo forman y controlan. Pero además dentro de esa falsa militancia, hay muchos cuyos votos no controlan, todo aquel que a diario es humillado, vejado, por hacer una cola para poder comer o asearse, mientras la cúpula, pasea en yates, aviones o trafican con todo lo ilícito que está a su alcance.

Y lo determinante, es que el enmascaramiento de esa campaña de amenaza y lesiones, oculta el verdadero terror de las dos cabezas gobernantes y el miedo al cerco legal del cual no podrán escapar. Esta campaña es la de silbar cuando se pasa frente al cementerio; quieren mostrar valentía ante la muerte.

Por Israel Fernández Amaya / Diario La Verdad

Share.

Leave A Reply