¿Pdvsa en quiebra? Dos buques petroleros detenidos en el extranjero

1

Su Noticiero

(4 de abril de 2018. El Venezolano).- Los buque tanqueros petroleros Negra Matea (antes Pilín León) y Terepaima, están detenidos en el extranjero por falta de pago de la filial de PDVSA – PDV-Marina, el Negra Matea y su tripulación están fondeados, desde hace un año, en Portugal, mientras que el Terepaima, permanece detenido frente a las costas de Bonaire, desde hace cuatro meses.

La tripulación de ambas motonaves reciben alimentos y bebidas por ayuda humanitaria de los gobiernos de Portugal y de Bonaire. Este periodista conoció que el alto mando de PDV-Marina, está pensando en enviar sendas tripulaciones para reemplazar a los marinos venezolanos detenidos con los buques, lo que hasta ahora no ha sucedido, ya que oficiales y personal de abordo, se niegan a ese sacrificio que les propone una empresa que dejó de honrar sus compromisos internacionales y le importa poco lo que sufren sus trabajadores, reseñó Su Noticiero

No hay comida a bordo

En el día de hoy la periodista Sebastiana Barráez, publicó en Punto de Corte, una entrega editorial que da cuenta, que los buques de PDV-Marina, no cuentan con abastecimiento de alimentos, por cuanto la empresa no tiene dinero para comprar los comestibles de sus trabajadores del mar.

Lea también: ¡Crisis humanitaria! 64 rechazos de órganos dejó el primer trimestre de 2018

Revela la periodista que el primero de marzo 2018 los Tripulantes del Buque Luisa Cáceres de Arismendi, de la Flota PDV Marina, denuncian, a través de un oficio, las condiciones que tienen a bordo, con las provisiones solicitadas mensualmente, cuyas respuestas son: “Se está a la espera de cotización por parte de los proveedores”, “Las provisiones están muy costosas y pasa el límite permitido por la Compañía”, “Tienen que esperar que sea aprobado”.

El problema principal es que las provisiones llegan incompletas, porque no fueron aprobadas en su totalidad y los pedidos que están recibiendo solo son para una o dos semanas. “No se reciben los artículos de primera necesidad, como arroz, pasta, panes, harina de maíz, azúcar, entre otros”.

Reclaman porque los paquetes cuando llegan al buque, se encuentran abiertos y con menos cantidad de lo aprobado para embarcar. “Cuando los proveedores están en las instalaciones de la Refinería se les quitan algunos alimentos para poder ingresar a las instalaciones, perjudicándonos a todos los de a bordo, porque en ocasiones éstas personas ajenas al buque retiran de las provisiones alimentos como: carne, pollos, pescado, panes, frutas, entre otros y muchas veces en cantidades que son parte de un ración para realizar un almuerzo. Es algo que ya se volvió costumbre”.

Resalta la comunicación de los tripulantes del Luisa Cáceres de Arismendi, que a eso debe agregársele que “es un proceso la autorización del embarque de artículos de higiene personal: jabón de baño, papel higiénico y detergente en polvo para lavar la ropa”. Cuando se realiza ese pedido, las respuestas son: ‘El detergente es muy costoso’, ‘¿Pueden recibir detergente industrial?’, ‘el papel higiénico está muy caro’.

Share.