Bebés venezolanos nacen con sentencia de muerte por falta de insumos

2

Archivo

(19 de marzo de 2017. El Venezolano).- La crisis en el sector salud de Venezuela sigue en descenso, y es que la escasez de medicamentos e insumos médicos hace que pacientes mueran a diario, los bebés recién nacidos no escapan de esta realidad y la sufren con tan solo abrir lo ojos.

Las nuevas vidas son las más propensas a partir de este mundo, por ser débiles, tal es el caso de un bebé que duro solo 72 horas por esperar un cupo en cuidado neonatal, dijo un neonatólogo del Hospital Central de Maracay, que lidera las estadísticas de mortalidad infantil en el país.

En 2016, 11.000 niños venezolanos no alcanzaron a cumplir el año de edad, según información de la dirección de Vigilancia Epidemiológica y el equipo de vigilancia de mortalidad infantil del Ministerio para la Salud que no ha sido divulgada oficialmente.

Lea también: Mafias compran bebés venezolanos para traficar sus órganos en Colombia

Hasta noviembre de 2016, fallecieron 590 niños  recién nacidos en el Hospital Central de Maracay, adscrito a la Corporación de Salud de Aragua y dirigido por Luis López, quien recientemente -tras el movimiento de Tareck el Aissami de la gobernación a la Vicepresidencia- también asumió el cargo de viceministro de Hospitales.

De acuerdo a lo reseñado por El Nacional, los médicos del centro asistencial, están conscientes de la falta de higiene y la escasez existente, además de la falta de espacio, pues tiene dos Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales. Una de ellas tuvo que ser trasladada a otro piso porque no había aire acondicionado. Los 18 cupos disponibles se redujeron a 12 por razones de espacio. La atención en la UCIN 2 tiene camas para 16 bebés pero solo se puede atender a 14, dependiendo de la toma eléctrica disponibles para poder ventilarlos.

Son múltiples las razones por las que los bebés van muriendo, señalan médicos de la institución, que mantienen sus nombres en reserva por temor a represalias por denunciar la situación.

Lea también: ¡Incomprables! Lo que cuestan los pañales y leche de fórmula para bebés en Venezuela

José Félix Oletta, miembro de la Red Defendamos la Epidemiología y exministro de Sanidad, calcula a partir de los datos del equipo de Vigilancia de Mortalidad Infantil del Ministerio de Salud que este indicador empeoró en un año: pasó de 14,8 fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos en 2015 a 19,6 en 2016, según cálculos de Oletta a partir de los datos oficiales. Esto significa un aumento de 31% en la tasa.

“Este es uno de los indicadores más sensible y que refleja desarrollo de pueblos y calidad de atención sanitaria. Si la mortalidad va subiendo estamos muy mal como país en términos de desarrollo”, señala.

El Nacional

El Nacional

El Nacional

Compartir .