Bahrein y Sudán rompen relaciones con Irán mientras los EAU se distancian

2
EFE/AHMED ALFARDAN

EFE/AHMED ALFARDAN

(04 de enero 2016. El Venezolano).- El reino de Bahrein siguió el ejemplo de Arabia Saudí y rompió este lunes sus relaciones diplmáticas con Irán. El Gobierno bahreiní dio un ultimátum “de 48 horas” a los diplomáticos iraníes para que abandonen el país, al tiempo que cerró su misión diplomática en Teherán y retiró a su personal del país.

Lea también: Arabia Saudí rompió relaciones diplomáticas con Irán

Tan sólo minutos después, el Gobierno de Sudán dió a conocer que también que expulsará al embajador de Irán y cortará de “inmediato” toda relación en protesta por el ataque a la embajada de Arabia Saudí en Teherán, reseña El Mundo.

Asimismo, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), estrecho aliado de Arabia Saudí y Bahrein, anunciaron que si bien no romperan los lazos diplomáticos con Irán, disminuirán considerablemente las relaciones diplomáticas con Irán reduciendo al mínimo el número de representantes de la principal potencia chií en su suelo.

“Los Emiratos Árabes Unidos han decidido reducir el nivel de la representación diplomática de la República Islámica de Irán a un encargado de negocios y reducir el número de diplomáticos iraníes en el país“, de acuerdo a la agencia estatal WAM.

Este pasado domingo, el gobierno de Arabia Saudí terminó sus relaciones con Irán y sacó a su personal diplomático de este país, decisión que fue tomada luego de que su embajada en Teherán fuese atacada por manifestantes que protestaban contra la ejecución de un destacado clérigo chií en Arabia Saudí.

Lea también: Ataque a la embajada de Arabia Saudí en Irán dejó 40 detenidos

El régimen saudí ejecutó al clérigo chií Nimr al Nimr el sábado, lo que originó este conflicto y ha elevando la tensión en Oriente Próximo. Junto al clérigo, fueron ejecutados otros 46 condenados y desde entonces, Bahrein ha sido escenario de dos días de manifestaciones en protesta por lo ocurrido.La decisión es una reacción a la creciente “abierta y peligrosa injerencia” de Irán no sólo en asuntos de Bahrein, sino también en los de otros Estados árabes.

La comunidad internacional teme que de este conflicto surga un estallido religioso entre chiíes y suníes por lo que Rusia se ofreció como mediador en el tema.

El reino de Bahrein está gobernado por una casa real suní, pero la mayoría de la población es chií. Durante la Primaveras Árabe, el Gobierno sofocó con violencia protestas de la población chiita, con el apoyo de la vecina Arabia Saudí, un estrecho aliado.

Compartir .

Dejar respuesta