El “bachaquero”: Hombre nuevo socialista, por Ernesto García

0
800 Noticias

Archivo

(18 de mayo de 2016. El Venezolano).- El hombre nuevo socialista que Chávez esperaba crear con su socialismo del siglo XXI, parapeto ideológico que murió junto con el lema socialismo patria o muerte y él mismo, lo que provocó fue una distorsión absolutamente negativa del comportamiento del venezolano.

El ejemplo más patético es el “bachaqueo”, que indujo a que miles de trabajadores abandonaran sus labores habituales para incorporarse al delito colectivo de acaparar lo regulado para revenderlo ilegalmente hasta con el dos mil por ciento de ganancia frente a las narices de las autoridades. Existen los subsidiarios de este oficio forajido, como los vende puestos, los porteros complacientes, los ¿cuánto hay pa’ eso? y otros, todos pertenecientes a la fauna del nuevo hombre socialista.

Por desgracia, los que llevan la peor parte de esta estafa son los empleados públicos o privados que no tienen tiempo para hacer las largas colas y terminan siendo depredados por estos indeseables. Porque, si la explotación del pobre por el rico es mala, mucho más espantoso resulta la explotación del pobre por el pobre.

Dentro de los Mercal, Pedeval y Bicentenarios, prolifera otra plaga socialista, las mafias y la Guardia, que se roban descaradamente los productos subsidiados para venderlos por fuera dejando embarcadas a ciento de personas que aguardan en las largas colas.

La consecuencia directa de esta afrenta es el saqueo y el pillaje que son captados por la TV. Muertos de la risa la multitud celebra cual festival de pueblo, el robo desfachatado de la mercancía junto a la destrucción de los otrora prósperos y flamantes supermercados privados. Todo protegido por un gobierno que considera que pueblo con hambre puede robar.

Muertos de la risa la multitud celebra cual festival de pueblo, el robo desfachatado de la mercancía junto a la destrucción de los otrora prósperos y flamantes supermercados privados

Y ahora el “bacahaqueo” tiene servicio a domicilio con el Sistema de Abastecimiento Popular que llevará a los Consejos Comunales, mediante los comités locales la comida que el pueblo pida. Un poquito para la revolución y el resto para el “bachaqueo”. Los escogidos para comer recibirán la tarjeta de abastecimiento socialista que implicará la inscripción en el PSUV a lo Cuba. Se trata del hambre como instrumento de control de la población mediante el bozal de arepas. Prototipo del hombre nuevo socialista. Que oiga quien tiene oídos.

Por: Ernesto García / La Verdad

Share.

Leave A Reply