Así fue el encuentro entre Sean Penn, Kate del Castillo y “El Chapo” Guzmán

8
10ROLLINGSTONE-master675

Rolling Stone

(10 de enero de 2016. El Venezolano).- Luego de conocerse que el estadounidense Sean Penn y la mexicana Kate del Castillo conversaron con “El Chapo” Guzmán mientras se mantenía escondido de la justicia, las interrogantes de cómo fue el encuentro son muchas.

Sin embargo, Univisión ofrece los detalles del encuentro luego de la publicación realizada por la revista Rolling Stone.

Penn aseguró que la mexicana “había estado recibiendo información intermitente de ‘El Chapo’, incluso después de su fuga, a través de un Blackberry, el actor cuenta que la actriz le habría enseñado un mensaje en el que el narcotraficante le decía que los daños en su pierna tras una de las persecuciones de la Marina, no eran tan graves como los pintaban.

El estadounidense dice que estando en prisión, el narcotraficante habría recibido ofertas de Hollywood para mostrar su historia en una película. “Pero El Chapo solo la encargaría a Kate”.

Lea también: “El Chapo” Guzmán enfrentará proceso de extradición a EEUU

Mientras, Penn estaba enfocado en lograr su entrevista. Cuenta que del Castillo sirvió de mediadora para la coordinación “clandestina” del encuentro. El capo aceptó y comenzaron los arreglos con miembros del propio cártel de Sinaloa.

En su relato, el actor dice que se habrían reunido secretamente con el narcotraficante en su escondite en algún lugar del Triángulo Dorado, en Sinaloa, zona de influencia del conocido capo en fuga. Un funcionario federal dijo a la agencia AP que el encuentro ocurrió en la remota localidad de Tamazula, en la sierra de Durango.

El encuentro

El 2 de octubre de 2015, Penn, Kate del Castillo y dos amigos tomaron un avión a México. La misión: encontrarse con “El Chapo”. Ya en el hotel, se encontraron con una persona allegada al fugitivo y comenzó el viaje. En auto, rodaron durante una hora y media a una velocidad de 100 millas por hora hasta llegar a un sucio hangar.

Entonces tomaron un avión que voló por otras dos horas más. “Fue hasta que abordé uno de los dos aviones que me di cuenta de que nuestro chofer había sido el hijo de 29 años de edad de El Chapo, Alfredo Guzmán”, cuenta Penn.

“Le pregunté a Alfredo que cómo podíamos estar seguros de que no nos estaban siguiendo”, relata. Él se rió y le dijo que la aeronave no podía ser detectada en los radares. Después de aterrizar, abordaron unos camiones y se adentraron en una selva.

“Habíamos salido de Los Ángeles a las 7 de la mañana. A las 9 de la noche llegamos a un claro donde había camionetas estacionadas”, recuerda. Allí vieron por primera vez al entonces más buscado de los narcotraficantes mexicanos del mundo.

De ese primer encuentro, quedó registrada la foto publicada en los diarios de Penn y Guzmán tomados de la mano, después de una larga cena con un menú de tacos, enchiladas, pollo, arroz, frijoles y carne asada.

“Él le abrió la puerta a Kate y la recibió como quien recibe a una hija que vuelve del colegio”, dice el actor. A él, asegura, lo abrazó como a “un compadre”. En la mesa, Kate sirvió como traductora entre el narco y el actor.

“Me preguntó si mucha gente en Estados Unidos lo conocía y le dije que sí, que justo la noche antes de venir a México el canal Fusion estaba repitiendo el especial de Chasing El Chapo”, aseguró.

Los ocho días

La entrevista seguía siendo el objetivo de Penn. Pero entre los tacos, el tequila y el correr de la madrugada, “El Chapo” decidió que en ocho días harían la entrevista. Ocho días era demasiado para Penn, que lanzó la primera pregunta.

“¿Conoció a Pablo escobar?”, interrogó. “Sí, lo vi una vez en su casa, una gran casa”, respondió. “¿Ve con frecuencia a su madre?”, dijo el actor. “Todo el tiempo. Hubiera querido verla en mi rancho y que pudieran conocerla, pero algo pasó y tuvimos que cambiar el plan”, respondió el fugitivo.

El tiempo se agotó.

Eran las cuatro de la mañana cuando “El Chapo” se despidió hasta dentro de ocho días. Esa noche durmieron en un bungalú cortesía del narcotraficante.

Pero los ocho días pasaron y escapando de un lugar a otro, la entrevista nunca se dio. Hasta que alcanzaron un nuevo acuerdo: el estadounidense mandaría las preguntas por mensaje encriptado; las respuestas serían filmadas por el narcotraficante, que las enviaría al celular de la actriz.

Lea también: Conozca lo que dijo “El Chapo” a Sean Penn y Kate del Castillo durante su fuga

 

Compartir .

Dejar respuesta