Aseguran que Trump vendió una amenaza que no existe

0

Foto: Captura

(20 de febrero de 2017. El Venezolano).-  El portavoz de Consejo de relaciones islámico-americanas Wilfredo Amr Ruiz rechazó los intentos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para reinventar el decreto antiinmigratorio que perjudica a ciudadanos provenientes de siete naciones ligadas al islam con un veto temporal de ingreso al país.

A Trump se le olvido que la campaña electoral ya se terminó, que es presidente de todos los americanos, y sobretodo que tiene que actuar conforme a la Constitución de nuestro país, y por eso recibió el primer fallo (…) diciendo que estas órdenes no se adhieren a las protecciones constitucionales, y no las podía presentar, y el sigue, lo preocupante es que sigue buscando la vuelta para lograr el mismo propósito”, señaló durante una entrevista en el programa “Dígalo Aquí”, transmitido por El Venezolano TV.

Lea también: Trump y Varela conversaron sobre la democracia de Venezuela

El vocero de la comunidad musulmana pronosticó que el próximo decreto antiinmigratorio de Trump planteará las mismas ideas presentadas de otras formas. “Es muy preocupante porque el país, y la comunidad de inmigrantes en general, sigue muy preocupado porque estas ordenes presentan un patrón xenofóbico del presidente Trump que para contribuye con la unidad de nuestro país”, puntualizó.

“El pretexto para seleccionar a estas naciones es que no hay un nivel de cooperación ideal entre las agencias de inteligente nuestras, y las agencias gubernamentales de esos países en cuanto al intercambio de información de los individuos que visitan o piden asilo (…) la realidad en el terreno es que el proceso de asilo toma al menos dos años, y que todas las agencias de inteligencia nuestras están inmersas en aprobar o desaprobar la admisión de los asilados políticos de los países musulmanes vengan de donde vengas”, afirmó.

Aseguró que en Estados Unidos alrededor de 10 o 12 millones de musulmanes contribuyen con el fortalecimiento del país a través de labores científicas, comerciales y de seguridad. “Las fuerzas armadas de este país hay más de 10.000 musulmanes sirviendo”, señaló.

Asimismo, el representante de la comunidad musulmana aseguró que no existe el extremismo islámico, porque “en la medida que cualquier persona abrace una política de violencia y terrorismo deja de ser islámico (…) si hay un problema de algunos musulmanes que han abrazado el extremismo, pero es un problema más amplio del que se le quiere presentar al país”.

Lea también: Era de Trump: ordenan agilizar deportaciones y aumentan exigencias para asilo

El vocero recordó que los atacantes terroristas del 11 de septiembre no provenían de las naciones vetadas, mientras que los compatriotas de los agresores no presentan problemas para ingresar a la nación. “Porque hay unos intereses políticos, donde por ejemplo las monarquías del golfo no se quieren tocar ni con una vara larga (…) y ahí vemos como el discurso de que lo primordial del gobierno es proteger a los ciudadanos pasa a un segundo o tercer plano, porque el discurso principal en realidad es mantener a veces lazos con dictaduras o monarquías muy feas donde los derechos civiles no existen”, aseveró.

Asimismo, insistió en que “Trump presentó al país una crisis inexistente”, y denunció las agresiones que ha sufrido constantemente la comunidad musulmana debido a la xenofobia impulsada por el gobierno, influenciando crímenes de odio en todo el país.

“Alguien llamó a dos mezquitas en Florida para decir que iba a lanzar dos bombas incendiarias y dejó su nombre y número de teléfono”, relató sobre un hecho donde el FBI desestimó la amenaza, y obligó a los religiosos a acudir a una corte federal.

Finalmente el activista destacó como aspecto positivo la integración y movimientos que han surgido entre las minorías que hacen vida en Estados Unidos para atacar los problemas que afectan a todos por igual.

Share.

Leave A Reply