Aruba es “una isla pequeña que piensa en grande”

0
"Somos una isla pequeña que piensa en grande"

EVNews

(03 de noviembre de 2016. El Venezolano).- Aruba siempre ha sido conocida como “la isla feliz” del Caribe, donde la felicidad no es un eslogan sino el sentir de todos, turistas y residentes. Una isla que por tradición ha sido uno de los destinos favoritos de los venezolanos por la amabilidad de su gente, la calidad de los servicios y el contraste de sus hermosos y salvajes paisajes con actividades para todos los gustos.

En esta oportunidad entrevistamos al director de Aruba Tourism Authority -ATA- para la región de Norteamérica, Ed Malone, quien con su mezcla de inglés, español y papiamento nos dibujó el encanto de esta isla paradisiaca. ATA es la organización de marketing que ha posicionado la marca Aruba como destino turístico de primer nivel, de acuerdo con los mejores intereses de sus grupos.

Malone es un profesional de la industria del turismo desde hace más de tres décadas, inicialmente como hotelero y representante de la Asociación de Hoteles y Turismo de Aruba AHATA. A partir de 2011 fue uno de los miembros de la Junta Directiva de ATA y desde el 2014 como Director para Norteamérica de la organización.

“Los venezolanos representan el segundo mercado más grande de la isla, después de los Estados Unidos. Aruba siempre ha sido un destino ideal por su cercanía con Venezuela, por la afinidad con los venezolanos, por su cocina mezcla de varias culturas, tradiciones, actividades para todos los públicos. Y hoy es un punto de encuentro importante entre los familiares que están distantes”, nos comenta.

Lea también: Venezuela y Aruba crean cámara para acuerdos comerciales

Aruba es una isla muy especial. Son 52 semanas de un sol radiante, donde las puestas del sol en sus campos puede ser tan espectaculares como una puesta de sol junto al mar, con playas hermosas de blancas arenas y mar cristalino, con actividades que se adaptan a cualquier tipo de turismo, sea familiar, de pareja, de amigos, de aventuras.

De todo hay en estos 32 kilómetros de diversión. “La exploración en la otra parte de la isla es especial. Visitar el Parque Nacional de Arikok, un hábitat protegido para muchas especies de fauna silvestre, con una variedad increíble de paisajes donde se encuentran muchos de los monumentos más emblemáticos, o el Hooiberg, una montaña en forma de cono que se eleva 164 metros desde el centro de la isla, es otro de sus encantos”.

“En ATA tenemos como premisa hacer que nuestros visitantes tengan un viaje inolvidable, con facilidades de traslados, infraestructura de hoteles y todo lo necesario para la comodidad del viajero. Así entendemos debe ser la promoción de nuestra isla como marca, trabajar para mantener y aumentar a diario la calidad de nuestro producto y hacia esa meta destinamos todos nuestros esfuerzos”, destaca el director.

ATA es una organización global que en Estados Unidos tiene sus oficinas principales en New Jersey, con un equipo de 20 personas para atender ese mercado y Canadá, además de las oficinas en América Latina y Europa. Desde hace 5 años, ATA comparte el objetivo macroeconómico del gobierno de Aruba de estimular el turismo como principal actividad económica de la isla. “Un equipo muy profesional que trabaja con mucha pasión para dar a conocer el país. Somos una isla pequeña que piensa en grande”.

“Conscientes de la importancia de la comunidad venezolana en Estados Unidos, especialmente en Florida, además de los vuelos regulares desde Miami y Fort Lauderdale, a partir del 4 de enero vamos a tener vuelos diarios con Jet Blue, una aerolínea que está creciendo mucho en el Caribe, con tarifas muy atractivas de introducción, lo que viene a incrementar la frecuencia de viajes hacia la isla. Tenemos en estos momentos, doce puntos de embarque en diferentes ciudades de Estados Unidos, para que los viajeros puedan llegar a la isla con comodidad.

Cuenta la leyenda que entre los años 1400 y 1500, aventureros viajaron por todo el Caribe en busca de riquezas y tesoros. En esa época una de las islas del tesoro fue nombrada “Oro Ruba”, que significa “oro rojo”. Oro Ruba, hoy Aruba, es la historia de estos buscadores que ha dado forma a la historia de la isla y todavía se pueden disfrutar de las ruinas. Las más famosas son las ruinas de Oro “Bushiribana Gold Mill Ruins” y las “Balashi Gold Mill Ruins” construidas en la Laguna Española.

Una convergencia de 90 nacionalidades que hacen vida en la isla, la convierten en un destino multicultural, lo que se hace evidente al ver que cualquier arubeño habla inglés, español, papiamento y el holandés. “El turismo es la industria más importante para nosotros, es por ello que somos la isla con más días soleados en el Caribe, no hay huracanes y la brisa acaricia a nuestros visitantes”, sonríe. “Y es la única isla no americana del Caribe, donde los viajeros pueden hacer su chequeo de aduana y llegar a los Estados Unidos como vuelo doméstico”.

Aruba tiene de todo. Imposible estar un día por todo lo que ofrece. Sus paisajes, actividades, restaurantes de primera con un ambiente único. La gastronomía, sus tradiciones y cultura, los festivales que se celebran durante todo el año, hacen de esta isla el destino ideal para cualquier visitante. “Invito a los venezolanos a conectarse con esta tierra tan especial del Caribe, para reencontrarse con los suyos en bellos paisajes con un clima ideal y atención de primera, que hacen de Aruba, un destino al que siempre querrás regresar”, finaliza Ed Malone.

En sus próximas vacaciones, vaya a este apetecible destino: Aruba, la isla más feliz del Caribe, donde la calidez y buen trato de los nativos lo hará sentir como en casa. Para mayor información visite http://www.aruba.com. Puede hacer sus reservaciones aéreas por www.jetblue.com.

Redactado por: Sandra Ramón Vilarasau

Share.

Leave A Reply