Anuncios de Trump este viernes generan expectativa en Cuba

1

Foto: captura

(15 de junio de 2017. El Venezolano).- El líder político cubano, Marcelino Miyares, aseguró que la represión en Cuba ha venido aumentando en los últimos tres años, cuando ocurrió el cambio de política entre los hermanos Castros.

Durante una entrevista realizada en el programa “Dígalo Aquí” transmitido por El Venezolano TV, explicó que esto se debe a que ha crecido la disidencia en La Isla, “lamentamos que haya represión pero por otra aplaudimos el crecimiento de la oposición, porque están a punto de seguir el ejemplo que nos están dando los venezolanos que es ir a la calle, la única solución”.

Recordó varias razones por las cuales en Estados Unidos se produjo un cambio de política hacía La Isla durante la administración de Barack Obama y por qué las anunciadas por el actual mandatario Donald Trump serían de “forma y no de fondo”. “Las condiciones básicas que habían en el año 74 existen todavía, la más importante de todas, es que la política de aislamiento hacía Cuba nunca funcionó, no resolvía nada y el costo que tenía para la imagen de EEUU era muy grande. Mientras que con eso el régimen justificaba la represión basados en que los norteamericanos nos están atacando y aislando”.

Indicó que el segundo factor era la presión internacional que tenía EEUU de parte de Latinoamérica, “todos los países latinoamericanos le estaban diciendo a los Estados Unidos por qué no puede haber relaciones diplomáticas con Cuba, ese costo latinoamericano y en las Naciones Unidas todos los años que se criticaba y condenaba, eso era algo que EEUU no podía seguir”.

Señaló que el tercer “factor importante que estuvo y se mantiene es que el problema de Cuba es de los cubanos y no de los norteamericanos, que nunca lo resolvieron y no lo harán porque no es algo de ellos. Básicamente esa es la razón por la cual la política de aislamiento se tumbó y se da una de apertura hacia Cuba que creo que es la correcta”.

Sobre las decisiones económicas que pudiera tomar la administración de Trump, alertó que debe tener cuidado, debido a que más de un millón y medio de cubanos ya no dependen del Estado. Al tiempo que explicó que esto se debe gracias a que en el 2014 con el cambio de política, el 32% de la fuerza laboral cubana ya no dependen del régimen “y esa es una cosa que la nueva administración tiene que tener en cuenta porque quizás quieran afectar a esos militares que están en el mando de empresas económicas, pero tienen que tener mucho cuidado porque pueden perjudicar a ese 32% de la población creciente que comienza a empoderarse y trabajar por su cuenta”.

Lea también:  Retroceder acercamiento con Cuba podría costarle caro a EEUU

A su juicio es por allí donde viene el cambio y que ese es el peligro que pudiera haber “que sea para contentar a un sector del exilio que no es mayoritario, que quiere mano dura pero ¿Para qué? cuando dentro de cuba es que tiene que resolverse el problema”.

Miyares enfatizó que las posibles modificaciones están orientadas a “apretar las relaciones comerciales con las empresas estatales cortar eso, también se ha mencionado mucho que puede afectar los viajes a Cuba, situación que ya perjudica al ciudadano de a pie, que está recibiendo mucha ayuda de aquí afuera para desarrollar sus pequeños negocios. Se rumora que esos cambios que no son de fondo sino cosméticos y que son para contentar a un sector del exilio que no es mayoritario, que pidió a Trump que apriete”.

 

Share.

Leave A Reply