Ante la represión más resistencia, por Jorge Barroso

0

Referencial

(26 de abril de 2017. El Venezolano).- El respeto, es tan útil como necesario. Durante las recientes manifestaciones de la sociedad civil que han dejado al descubierto el descontento del pueblo venezolano con el Gobierno de Nicolás Maduro, se ha demostrado la necesidad de respeto hacia todos. Mayorías o minorías, todos merecemos respeto.

Hago referencia a esto, al principio de esta columna, porque he observado con preocupación cómo el respeto se ha perdido en todas sus perspectivas de ambos bandos. En tiempos álgidos y convulsos como estos es fácil equivocar al enemigo.

Creo necesario recordar que nuestros enemigos son: la injusticia, la tortura, la violencia, la represión y la anarquía a la que nos tiene sometido este gobierno dictador. Unos pocos haciendo lucha de poder frente a una inmensa mayoría que pide a gritos CAMBIO.

La monarquía de la izquierda ha intentado desviar nuestro foco ha logrado confundir a muchos. Por esto considero importante recordar que el enemigo no son los comunicadores sociales que forman parte de los medios privados. Ellos, al igual que muchos de nosotros, salen a la calle a hacer su trabajo.

Ellos, al igual que nosotros, tienen todo el derecho a cumplir con su oficio, tienen derecho a informar y mantenerse informados de lo que ocurre en ambos lados de la verdad. Es importante recordar que esos hombres y mujeres son tan ciudadanos como nosotros, y que, muchos de ellos comparten nuestra lucha.

Hay que entender que cada medio de comunicación tiene una línea editorial y son los dueños de los medios los que discriminan qué sale y que no. Son los dueños no los periodistas, quienes deciden. Los periodistas son la voz de quienes no tienen voz. Son el canal para llevar la información.

Esta es una lucha compartida, donde todos tenemos derecho a participar. Cada uno desde nuestra trinchera aportando, sumando y ayudando a avanzar. Es una lucha de inteligencia, paciencia y resistencia, donde el que se cansa para un rato para tomar un respiro y continuar. Pero mientras tanto hay miles más dispuestos a aguantar y persistir.

No nos dejemos confundir. No permitamos que nos desvíen de nuestro foco. No estamos para perder tiempo. Hemos apostado mucho a cambio de un fin común y gratificante para todos.

Hemos entendido el llamado. La motivación y el liderazgo que tanto habíamos esperado lo encontramos al asomarnos al espejo. Hoy más que nunca, todos y cada uno de nosotros, estamos convocados a ser protagonistas de esta lucha. A ser nosotros el líder de esta batalla que nos ha tocado librar por la Venezuela de Progreso que queremos para todos por igual.

Ante la represión, más resistencia. Ante un Gobierno torturador y dictador, un pueblo decidido a cambiar y que no abandonará la lucha hasta lograrlo. ¡Seguimos avanzando!

Por Jorge Barroso

Compartir .

Dejar respuesta