¡No escarmientan! A 4 años de la tragedia de Amuay, siguen fallas en refinerías

1
Archivo

Archivo

(25 de agosto 2016. El Venezolano).- Este jueves se cumplen cuatro años de la tragedia que marcó a la industria petrolera venezolana y conmocionó al país. La madrugada del 25 de agosto de 2012, un estallido generó caos y desesperación en la población de la península de Paraguaná, ubicada al norte del estado Falcón.

Lea también: Organizaciones petroleras critican indolencia del régimen sobre tragedia de Amuay 

Se trataba de una fuga de gas inflamable de olefinas que se incendió cuando un vehículo del Destacamento 44 de la Guardia Nacional entró en marcha en medio del desalojo de los funcionarios luego de la alerta del escape de la emanación, recuerda La Verdad.

La Tragedia de Amuay, como la llamaron los medios, dejó un saldo de 47 muertes, 135 lesionados y al menos tres mil 403 viviendas afectadas, así como incuantificables pérdidas materiales. Desde entonces, no se ha logrado la recuperación de las instalaciones ubicada en el Complejo Refinador Paraguaná.

El terrible hecho habría sido una advertencia innegable de las fallas de seguridad en el funcionamiento y las irregularidades en el trabajo de la refinería, pero los accidentes no han cesado. Iván Freites, Secretario General Del Sindicato De Trabajadores Petroleros Y Gasíferos del estado Falcón, denunció que la noche del domingo pasado, una válvula de control en la línea de transferencia de generador al reactor falló, paralizando por completo el craqueador catalítico de la planta que presentaba problemas desde hace dos años con fugas.

Freintes remarca que este es el craqueador más grande del país, con capacidad de producir 108 mil barriles de gasolina diarios, comprometiendo aún más la grave situación de producción de gasolina, sus componentes, gas y alquilatos.

Esta coyuntura se repite en las refinerías El Palito y Puerto La Cruz. Esto deja a la refinería de Cardón como la única que produce el combustible en el país, luego de reanudar sus operaciones la semana pasada con la manufactura de 60 mil barriles al día, a pesar de tener capacidad para 105 mil.

Cierre técnico

Freites explicó que a pesar de que Amuay está produciendo 340 mil barriles de 645 que podría producir, esta cantidad se está almacenando para luego procesarse, lo que “es prácticamente un cierre técnico porque no está cumpliendo las funciones de una refinería”. Aparte de la planta catalítica, en Amuay se paralizó también la hidrodesulfuradora, la de azufre y el flexicoquer, de acuerdo con denuncias de trabajadores de la organización.

El sindicalista subrayó que “de ser emblema en el mundo, quedaron para recibir productos importados como gasolina, gasoil, componentes. Es bastante lamentable que no se hayan hecho los correctivos”.

Además, al déficit técnico viene acompañado de una fuga de talentos. “Los últimos ocho años han migrado más de 10 mil trabajadores profesionales formados desde 1998 hasta acá por inseguridad industrial, politización y bajos salarios. El trabajador busca bienestar y aquí en la industria petrolera, los salarios son de hambre. Un superintendente de planta gana 70 dólares, un gerente de línea no llega a 300 al mes”, puntualizó.

Compartir .

1 comentario

  1. Pingback: “Explosión de Amuay”, la tragedia que hace cinco años dejó más de 50 muertos

Dejar respuesta